•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los trabajos para la pista alterna sobre la carretera  Masaya-Managua prácticamente concluyeron esta semana con la construcción del último segmento que hacía falta en la zona del cruce Las Enramadas que va hacia el club de golf Country Club.

El proyecto desarrollado por la Alcaldía de Managua desde el 2015, tiene por objetivo conectar la carretea a Masaya a  la altura del kilómetro 12.5, con cuatro puntos internos de la ciudad, en busca de disminuir el tráfico vehicular en la zona sureste de la capital, donde hay un flujo de 50,653 vehículos cada día.

Los obreros señalan que en estos días finalizan las obras de construcción de los andenes peatonales, además otro grupo trabaja en las luminarias de la pista, que fueron colocadas parcialmente en 3.4 kilómetros de largo de pista, de los 5.1 que en total mide la vía en su conjunto.

“Ya es muy poco lo que falta. Ya los vehículos están pasando sin problema sobre toda la pista y sin obstáculos”, señaló uno de los trabajadores pagados por la municipalidad. Aunque consideró que hay varios detalles que quedarán pendientes, tales como los bordes de tierra en los terrenos colindantes en las cuatro esquinas Las Enramadas, que quedarán en tierra desnuda, lo que será un problema para el andén, pues con el tiempo y las lluvias la tierra caerá sobre este y sobre la pista.

El proyecto se desarrolló por etapas para conectarse con los distritos V y VI. Inició con la construcción del segmento Country Club hasta la urbanización Ríos de Agua Viva, financiado por la Cooperación Internacional del Japón, siguió por la calle principal de Sabana Grande, mientras al interior del poblado se rehabilitó otra vía.

Posteriormente se trabajó desde el Country Club hasta el cruce Las Enramadas, sobre la pista Las Jagüitas, que a su vez fue totalmente rehabilitada en concreto hidráulico. La red de vías también se desarrolló con el apoyo de la cooperación de Taiwán, con la ampliación de la pista Larreynaga, desde el puente del cauce 31 de Diciembre en los Laureles Norte, hasta Ciudad Belén en la parte sur del Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino.

Pendientes

Dos proyectos pendientes son la conexión de Sabana Grande con la ampliación de pista Larreynaga en Ciudad Belén, la construcción del puente vehicular sobre el cauce el Borbollón y la unión de la misma pista con la carretera Panamericana Norte, a la altura de La Garita en el kilómetro 13.

La habitante en la zona de Las Enramadas, Inés Balmaceda, indicó que por un lado es bueno que repararan la calle, con lo cual se espera desaparezcan las polvaredas que ocurren en el verano y los lodazales durante el  invierno, pero advirtió que  cuando la gente esté enterada de que está abierta la pista, pasará mucho vehículo y sobre la vía de Las Jagüitas no existen los andenes peatonales.

“Hicieron andenes sobre la pista alterna y hasta ciclo vía pero sobre la carretera de las Jagüitas no hay nada. Será muy peligroso para los chavalos que van a la escuela o que salen a comprar a la venta. Quien hace este proyecto debería ponerse la mano en la conciencia sobre el riesgo que corren los niños”, alegó Balmaceda.

Según el Plan de Inversión Municipal de la Alcaldía de Managua desde el 2015 al 2017, la inversión en los diferentes proyectos de construcción de pistas y rehabilitación de carreteras en la zona para la pista alterna es de aproximadamente C$211 millones de córdobas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus