•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con el objetivo de aplacar las inundaciones durante el invierno en los barrios Benedicto Valverde y Quinta Nina, la municipalidad hizo una ampliación de grosor de tubería de drenaje pluvial para facilitar el paso de las aguas.

Los obreros señaron que se  aumentó la capacidad de volumen del sistema para evitar la anegación que, según los pobladores, ocurría con lluvias fuertes.

“Instalamos tubería del triple de capacidad, porque acá bajan parte de las aguas de Ciudad Jardín y el mercado. La gente dice que en este punto se llena y los afecta, pues no hay capacidad de absorción de las aguas”, destacó uno de los trabajadores, señalando que el proyecto también tiene como componente la ampliación de sus respectivos tragantes. 

Daños constantes

Gerson Altamirano, vecino del sector, comentó que desde hace varios años vienen teniendo problemas de anegación durante las lluvias fuertes que provocaban que las  aguas inundaran  las casas que están al final de la entrada del colegio Quinta Nina.

“Esto es un problema. Esperamos que ahora eso se resuelva porque es grave tener que estar así, viendo que no se te inunde la casa y buscando qué hacer para que los electrodomésticos y muebles no se arruinen ”, dijo Altamirano.

Walkidia Fernández dijo que a pesar de estar cerca de la playa, la salida del agua no era suficiente.

“Lo malo que dejaron así. Abrieron la calle y cerraron solo con tierra, esperamos que se acuerden y manden también a componer la calle que era de asfalto”, dijo Fernández.

Comentó que si bien la calle está al final del barrio esto afecta a varias familias que están al frente de la calle, debido a que si llueve muy fuerte hará lodo e incluso puede que arrastre la tierra que cubre la tubería que instalaron.

 Con este proyecto fueron beneficiadas 3,631 habitantes del barrio ubicado en el Distrito IV de la capital.

El Plan de Inversión Anual de la Alcaldía de Managua especifica que son 100 metros de tuberías  a un costo de C$2 millones.

La justificación es reducir la vulnerabilidad en el barrio que por las lluvias es afectado por la erosión y la acumulación de materiales arrastrados por las escorrentías superficiales, así como la formación de grandes charcas durante el invierno.