•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Estudiantes de las escuelas públicas del Norte y Pacífico de Nicaragua serán beneficiados con una donación de alimentos otorgada por Taiwán, que será destinada a la merienda escolar del año 2018, informó ayer una fuente oficial.

El embajador taiwanés Jaime Chin-Mu Wu  entregó US$1.9 millones al asesor presidencial de Nicaragua para temas de educación, Salvador Vanegas, en una ceremonia en la que destacó la importancia de la buena alimentación en las escuelas.

Este donativo servirá para promover “la seguridad alimentaria” en los centros educativos de los departamentos de Carazo (pacífico), Chinandega (noroeste) y Matagalpa (norte), señaló el diplomático taiwanés.

“A través de la merienda escolar estamos atacando la mala nutrición y eliminando la comida chatarra en los estudiantes”, refirió. Anualmente el Ministerio de Educación (Mined) hace entrega de

miles de quintales de alimentos para estudiantes de preescolar, primaria y secundaria, a través del Programa Integral de Nutrición Escolar (PINE).

Contenido

La merienda escolar usualmente está compuesta por arroz, frijol, cereal, maíz, harina de trigo, aceite y dátiles y es preparada por los padres de familia, para dar de comer en las escuelas.

Nicaragua tiene estrechas relaciones diplomáticas con Taiwán. El país centroamericano es uno de los 21 países que mantiene lazos diplomáticos con ese país. La merienda escolar en Nicaragua es un programa que se viene desarrollando desde el 2007, con el objetivo de mejorar las condiciones de nutrición y cultura alimentaria de la niñez que estudia en los centros educativos públicos.

La alimentación no solo es un elemento para mejorar el desarrollo nutricional en los estudiantes y sus capacidades, también representa un aliciente a los padres y madres de familia (en especial en las zonas más pobres) para enviar a sus hijos e hijas a estudiar a los colegios públicos, reducir la deserción escolar y disminuir el trabajo infantil en las zonas agrícolas.

Actualmente beneficia a 1.2 millones de estudiantes de preescolar, primaria regular  y  otras modalidades de educación a distancia en el campo, en todos los centros escolares ubicados en los 153 municipios del territorio nicaragüense.