•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En los primeros cinco días del 2018 han ocurrido 70 incendios domiciliares, forestales y en predios baldíos, es decir, 14 siniestros diarios, según informó el Gobierno de Nicaragua. La cifra es superior a los 12 incendios que cada día se produjeron a inicios del 2017. 

De ese total, 12 se produjeron en viviendas, cuatro en transporte, dos en servicio, dos agropecuarios y uno en comercio, entre otros, manifestó a medios oficiales la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo. “La mayoría de estos incendios se ha debido principalmente a cortocircuitos en los sistemas eléctricos de las casas, explosiones de gas o por quemas de basura en predios vacíos, los que han provocado pérdidas económicas importantes”, dijo.

El jueves 4 de enero, en Managua se reportaron tres incendios que afortunadamente solo dejaron daños materiales; uno en Villa Progreso, uno en las Américas dos y otro en Ciudad Sandino.  

Uno de los últimos siniestros ocurrió la tarde del viernes en la comunidad El Jobo Dulce, en Jinotepe, Carazo. Abel Sánchez Calero de 82 años de edad se encontraba preparando su cena en una cocina a base de leña cuando un fuerte viento arrojó chispas hacia una bodega que se encontraba cerca de su casa.

“Yo estaba cocinando, pero el viento está fuerte, la chispa salió directo a la bodeguita, yo no vi nada, de repente salieron llamas del lugar, comencé a pegar gritos y pues los vecinos nos ayudaron, llamamos a los bomberos porque como solo madera había en el lugar, las llamas eran inmensas”, expresó  Sánchez.

El teniente Germán Ñurinda, del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Carazo, dijo que se movilizaron al lugar después de recibir una llamada de emergencia, pero por lo estrecho del camino el camión cisterna no pudo entrar hasta la bodega. 

“Tuvimos que apagar el fuego con mangueras, aunque cuando venimos la población ya había hecho un buen trabajo, había fuego todavía y procedimos a votar toda la construcción que amenazaba a la familia”, indicó Ñurinda. Las pérdidas económicas ascienden a unos cinco mil córdobas, debido a que en el lugar había madera.

En Estelí

La madrugada del sábado en Estelí se registró un conato de incendio que fue controlado rápidamente por los bomberos. El hecho ocurrió en una  fábrica de elaboración de cajas de madera para empacar tabacos, mientras los trabajadores estaban laborando. Los bomberos trabajaron para evitar que el fuego avanzara hacia los despojos, ripios y aserrín de madera. 

Según dijeron, hubo al menos dos trabajadores de la empresa y un bombero afectado por el humo. Al amanecer del sábado, el comandante José Ramón Montano Blandón, jefe de la Dirección General de Bomberos de Estelí, reportó que el fuego afectó unos 24 metros cuadrados de desechos de madera. 

Dijo que a eso de las 3:30 de la madrugada les avisaron que se estaba registrando el percance en la empresa, ubicada en El Dorado, sitio El Jocote. “Nos hicimos presentes y lo que hemos tenido es una concentración bastante de humo”, agregó.

El área de terreno donde fue construida la fábrica tiene una extensión de un cuarto de manzana y la misma fue acordonada por las fuerzas de los bomberos unificados y la policía. “Ha sido un principio de incendio, así lo vamos a tipificar” acotó. “Hemos trabajado más de cincuenta personas entre bomberos, cruzrojistas, policías, obreros de la empresa, y habitantes de la comunidad El Dorado, subrayó el jefe bomberil.

Otro incendio

Ayer sábado, a las 4:00 p.m. una cuadrilla de oficiales del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Managua trataba  de controlar un incendio forestal ocurrido en el kilómetro 25 de la carretera vieja a Tipitapa cerca del empalme Tipitapa-Masaya, según el subteniente Raúl Ramos, miembro de la guarda operativa de dicha institución.

Añadió que no hubo viviendas afectadas ni víctimas que lamentar porque el hecho ocurrió en un predio montoso. Todavía no se ha contabilizado la extensión del terreno consumido por las llamas, pero a lo lejos se observaba en la carretera las columnas de humo.

El oficial de bomberos destacó que los incendios forestales o de monte como lo llaman  ellos, y los de viviendas son los que más han atendido en los últimos días. 

Recomendaciones

De igual manera brindó algunas recomendaciones para evitar un siniestro.  Primeramente dijo que si va a salir de la vivienda hay que apagar todo el sistema eléctrico, los breakers dejarlos bajos, no hay que dejar enchufado nada en los tomacorrientes.

Añadió que el sistema eléctrico se debe revisar cada seis meses para ver el estado de los cables y retirar lo que está dañado, incluso los bombillos se deben cambiar por otro nuevo.

Además el oficial de bomberos dijo que hay que colocar un trapo mojado sobre las válvulas de los tanques de gas y revisar su sistema de seguridad que evitar fugas y hay que estar pendiente de esto, todos los días.

También señaló que viene el verano y la maleza se empieza a secar más, también hay bastante viento por eso hay que evitar quemar basura en los patios. De igual manera hay que dejar las cajas de fósforos al alcance de los niños porque ellos pueden jugar con eso y provocar un incendio.

En cuanto a las personas que no tienen luz eléctrica recomendia que al irse a dormir hay que apagar todo las veladoras, mechones o candiles.