•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A dos cuadras de su casa y una distracción casi le cuesta la vida a Claus Alberto Gadea quien viajaba en su moto y por quitar la vista de la calle se orilló demasiado a la cuneta y gracias a que llevaba poca velocidad solo terminó con un brazo fracturado al caer en un tragante pluvial abierto.

“No me fijé por volver a ver a un lado y caí. El año pasado se fue un señor y salió con las costillas chimadas, también un taxi terminó con una llanta metida. Ahí está el peligro, nadie lo repara y cuando sufrís el accidente nadie te paga los daños, ni el hospital”, alegó Gadea, habitante del barrio Isaías Gómez, quien señaló que esos huecos son un peligro y deberían estar cerrados.

Según el ingeniero especializado en vialidad Armando Izabá los tragantes del sistema de drenaje pluvial sin tapa o mal diseñados son un problema normal en las vías de Managua, sin embargo también se pueden encontrar bloques de concreto y hasta postes de energía eléctrica sobre la calle.

La mayoría de estos puntos problemáticos son un riesgo para la población incluso para quienes van a pie, principalmente por los tragantes abiertos. Consideró que es inimaginable que una calle pueda tener un bloque de concreto en la propia esquina y recordó los problemas que causó la base para un semáforo en la esquina de los plásticos modernos.  

Poste en la calle

Uno de estos postes del tendido eléctrico en la vía está sobre la calle principal, de la delegación de bomberos en el anexo de Villa Libertad, 900 metros al sur, sobre la vía principal que desemboca en el barrio Milagro de Dios, donde según los vecinos, un ciclista y un motociclista terminaron en el suelo al golpear la columna de concreto.

“Es un milagro que un carro o un bus no haya pasado golpeándolo. Es raro que cuando hicieron la calle, dejaran salido el poste”, dijo la señora Clara Campos.

Otro obstáculo está ubicado de Canal 2,  una cuadra al norte y  dos cuadras al este. En esta ocasión el problema es un cubo de concreto propiamente en la esquina de la calle. Un poste sobre la vía en barrio Milagro de Dios.

Los pobladores  señalan que para los vehículos resulta complicado girar a la derecha y deben abrirse para hacer la vuelta y por maniobras como estas se han registrado varias colisiones. Lo pintaron de blanco para que sea más visible a los conductores, en especial por la noche, pero siempre es un peligro.

Otro problema está sobre la pista Panamericana Norte, a la altura del mercado Oriental, donde en la vía se observa un vestigio de los rieles del antiguo ferrocarril: la punta de un riel sobresale de la vía pavimentada.

La jefa de bancada del Partido Liberal Constitucionalista Ileana García dijo que este viernes quedaron conformadas las comisiones y presentarán la propuesta, para que la dirección de obras públicas y urbanismo tenga en cuenta el problema, para corregir estos problemas lo antes posible.

“Creo que es urgente ver el tema porque esto puede ser causa de accidentes y no se debe esperar a que suceda una desgracia. Es un peligro para los conductores. En los próximos días presentaremos la propuesta”, alegó García indicando que si bien la municipalidad trabaja en mantenimiento aún hay mucho por hacer.

Según el informe de gestión municipal del 2017, se recarpetearon 69,888 metros de calle y en bacheo fueron 51,576 metros. Por otra parte se instalaron 1,108 tapas de pozos de visita. Por otra parte se construyeron aditamentos de concreto a orillas de los tragantes, para evitar que los vehículos se suban a la cuneta y quiebren las tapas, que es uno de los problemas más sentidos por los peatones.

Para el ingeniero Izabá, otra situación son los vehículos parqueados a la orilla de las calles principales, que reducen el espacio en las vías, afectando el paso.

“Eso ocurre en diversos puntos de la ciudad, pero un área visible es la avenida Bolívar, desde el Arboretum hasta casi llegando a los semáforos de la Asamblea Nacional. El problema aquí no es de reparación, sino de falta de parqueo y de acción por parte de la municipalidad y las autoridades de la Dirección de Tránsito para regular esta violación a la ley de tráfico”, comentó Izabá.