•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los conductores que no han comprado su sticker de rodamiento corren el riesgo de ser multados por no portar en el vidrio delantero de su vehículo la calcomanía del pago de ese impuesto municipal. Las multas se aplicaran después del primer trimestre del presente año. 

Fuentes municipales señalaron que según la ley de tránsito 431 y sus modificaciones, la obligación de cada propietario de automotor es el pago de este impuesto tributado a la Alcaldía de Managua, cuyo destino es el mantenimiento de calles del municipio.

El funcionario explicó que aún hay tiempo de adquirir su sticker el cual comenzó a venderse desde la primera semana de enero  en las cajas municipales del Centro Cívico, en los Distritos, las oficinas de la Dirección de Tránsito de la Policía Nacional, las cajas del parque Luis Alfonso Velásquez instaladas en la entrada del Estadio de Beisbol Infantil Roberto Clemente. También el pago puede hacerse en línea, sin embargo después el propietario debe ir personalmente a retirar la calcomanía a las cajas autorizadas.

La ley 431 en su artículo 12 señala que los propietarios de vehículos automotor deben de presentar ante las autoridades de la Especialidad de Seguridad de Tránsito de la Policía Nacional el recibo de pago de su impuesto de rodamiento o la calcomanía respectiva del año corriente, para la realización de cualquier trámite relacionado con su vehículo, caso contrario no se le atenderán ni resolverán sus trámites respectivos.

Multa es de C$320.00. 

En el artículo 26 de la misma ley en su inciso III sobre “Violaciones a las normas de admisión al tráfico” la multa por conducir con calcomanía de revisado sin vigencia es de C$320.00. 

El conductor de motocicleta Marlon Gómez, se descuidó y se le pasó el tiempo, sin embargo este viernes adquirió su calcomanía con la cual se evitará problemas con las autoridades de tránsito.

“Se me pasó el tope para comprar el sticker, pero estoy a tiempo para que no me vuelvan a multar”, dijo Gómez, quien en menos de cinco minutos pagó el impuesto en las cajas del parque Luis Alfonso Velásquez que este viernes lucían con muy poca afluencia.