•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ya los bloques se apilan unos sobre otros y las columnas muestran sus esqueletos de varillas para la nueva estructura del parque Las Madres en su fase II, que levanta en su perímetro una biblioteca infantil y una clínica de medicina natural.

Según los obreros, los trabajos comenzaron en diciembre y esperan que en el primer semestre esté terminado el proyecto, que fue presupuestado el año pasado.

El Plan de Inversión Anual (PIA) 2017 lo denomina como Construcción del Instituto de Medicina Natural y Centro Cultural Leonel Rugama, donde se aprobó la incorporación de los fondos a invertir en ambos edificios, cuyo costo es de C$1.9 millones.

Los trabajos se realizan en el lado este, colindando con el parqueo del emblemático parque, cuya antigua estructura fue totalmente rehabilitada. Los mecederos y resbaladeros clásicos metálicos fueron sustituidos por nuevos juegos infantiles plásticos. Igualmente las bancas se cambiaron y se instaló nuevo sistema eléctrico, así como bebederos, además de quioscos, que reemplazaron a las antiguas comiderías.

Con la nueva inversión desapareció la Biblioteca Infantil Iberoamericana, que se ubicaba en la esquina sureste del parque, la cual será construida totalmente nueva, con la diferencia del cambio de nombre a Leonel Rugama, el poeta y patriota que emitió el icónico grito: “Que se rinda tu madre”, antes de ser abatido por la Guardia Nacional de Anastasio Somoza Debayle, el 15 de enero de 1970.

Para Abner Cordero, es una excelente noticia que haya una biblioteca infantil para que la niñez, además de entretenerse con los juegos infantiles, puedan tener un espacio para su entretenimiento intelectual y educativo.

“Es bueno porque a mano no hay muchos libros para la niñez y lo poco que hay está en las librerías con libros caros. Eso te limita para tener ese material. Si usted se fija, muy pocos niños tienen acceso a libros, más que los escolares”, dijo Cordero.   

Carmen Alvarado, a quien le gusta llevar a sus dos hijas al parque Las Madres, recordó que ahí hubo una biblioteca pero era muy limitada.

“Espero que cuando la inauguren uno pueda encontrar variedad, para que la niñez se entretenga, no solo jugando, sino también que pueda educarse un poco más. Es necesario una de estas bibliotecas, ahorita solo recuerdo la de Pablo Antonio Cuadra, donde hacen actividades de lectura. Aunque la pienso en comprar esos libros. La mayoría son de lujo. Yo viajo a Costa Rica y uno encuentra mucha literatura infantil y libros de actividades  para niños en las librerías y no son tan costosos. A veces les traigo de esos libros a las niñas. Así las despego del televisor y de verdad que se la pasan entretenidas. Ponen sus muñecas con libros como si estuvieran en la escuela y le ponen interés a tratar de leer”, alegó Alvarado, señalando que sus hijas tienen 5 y 7 años de edad respectivamente.

Por otra parte dijo que en Nicaragua es necesario tener medicina alternativa.