•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cinco nicaragüenses, entre ellos un niño de tres años, perdieron la vida en accidente de tránsito el pasado sábado en Managua, Granada y Nandaime, confirmaron los cuerpos de socorro.

La primera tragedia  del “sábado negro” en las vías fue el niño Erick Figueroa Máltez, de tres años quien pereció bajo las ruedas de una camioneta en la calle San Juan del Sur.

Por esta tragedia los testigos responsabilizan a Julio César Somarriba, de 72 años quien presuntamente conducía a exceso de velocidad en estado de embriaguez. 

Dos parientes

Los primos Henry Zeledón y José Santos Zeledón de 45 años, fallecieron la noche de sábado en el kilómetro 73 de la carretera Nandaime-Rivas.

Los ahora fallecidos iban en una motocicleta placa GR9924 a exceso de velocidad, lo que provocó que terminaran estrellándose contra un camión, según testigos de la desgracia vial.

El camión contra el que chocaron estaba estacionado en la vía por la pinchadura de una llanta, según su conductor  Martín Madriz, quien dijo solo haber escuchado el impacto.

“Estábamos cambiando una de las llantas del camión, porque en el trayecto se nos había ponchado y no podíamos continuar así, teníamos minutos de habernos parqueado en la carretera, cuando solo sentimos el fuerte golpe y vimos a o los dos hombres en el suelo”, relató el camionero.

Dos tragedias en Managua

Dos motociclistas de 21 y 23 años respectivamente perdieron la vida la noche del sábado con cinco horas de diferencia aproximadamente en distintas vías de la capital.

Las víctimas mortales  de las desgracias viales fueron identificadas como: Héctor Hernández Aguirre, de 22 años y  Darwin Peñas Rojas, de 21.

La primera desgracia  aconteció  a eso de las siete de la noche a la altura del kilómetro cinco de la carretera Sur cuando  Héctor Hernández se estrelló contra un poste de concreto al perder el control de su moto.

Segunda desgracia 

Cuatro horas más tarde fue la carretera Managua-Masaya la que se tiñó de sangre al morir en accidente de tránsito Darwin Peña Rojas, quien viajaba como pasajero en la motocicleta conducida por Michael Montoya Sosa.

La víctima quien era originario de Boaco trabajaba como cuidador de una finca en la comarca Las Cuchillas desde hace seis meses aproximadamente, confirmó su primo, Carlos Alejandro Peña.

Al igual que en el primer caso la víctima murió en el lugar de la tragedia y por trauma craneoencefálico severo. En este salió gravemente lesionado Michael Montoya y permanece en el hospital Manolo Morales.

En este caso la tragedia se produjo cuando los jóvenes que viajaban en la motocicleta en dirección de norte a sur se estrellaron contra la parte trasera del taxi placas 85872.

En el caso de los dos accidentes de tránsito está pendiente que las autoridades policiales de los Distrito I y II den a conocer los resultados de las investigaciones.