•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Juan Calderón Navas, propietario del automóvil presuntamente utilizado para el secuestro y posterior asesinato del comerciante Dervin Sobalvarro Baldelomar, quedó en una situación legal difícil después de la segunda audiencia del juicio.

Esto porque en los tres videos que la Policía recolectó durante el proceso investigativo que inició la noche del 4 de septiembre del 2017, el carro de Juan Calderón Navas aparece siguiendo la camioneta en que viajaba la víctima.

“En los tres videos se aprecia el carro color negro, Honda, vidrios polarizados, detrás de la camioneta en que viajaba la víctima”, aseguró la detective que junto a otros seis investigadores hizo las pesquisas en torno al secuestro, seguido de asesinato agravado del comerciante.

Relación de llamadas

Antes que declararan  los siete testigos que brindaron su testimonio en el segundo día de juicio, la fiscal auxiliar, Fabiola Mercedes Mendoza, presentó una ampliación de prueba correspondiente a una relación de llamadas telefónicas entre los cuatro acusados.

En el informe de relación de llamadas telefónicas que comprenden el período entre el 15 de agosto del 2017 y 30 de octubre del mismo año, aparecen 27 llamadas telefónicas entre Juan Calderón Navas y Valentín Suazo, otro de los procesados.

El mismo informe indica que en el período antes referido, los acusados Winston Loáisiga Requene y Roberto Josué Miranda tuvieron 30 llamadas telefónicas entre ellos.