•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Frente a una posible condena de 12 años de prisión quedó este jueves una auxiliar docente de iniciales K.E.M.D después de haber sido encontrada culpable por el abuso sexual de un alumno de cuatro años.

Esto porque en el Código Penal se establece que cuando el abuso sexual se comete en niño, niña o adolescente,  la única pena a imponer es la pena máxima, que es de 12 años de prisión, que fue la solicitada por la Fiscalía en la audiencia con debate de pena.

La mujer de 31 años, quien laboraba como auxiliar docente en un colegio privado de la capital abusó del menor diez veces, según refirió la sicóloga forense, quien reprodujo en juicio la entrevista que le dio el niño al ser examinado.

“Nos encontramos en esta causa con prueba indirecta, porque no existen testigos directos, pero las pruebas periciales han creado a esta autoridad la certeza y convicción necesaria para declarar culpable a la acusada”, dice en su parte conclusiva el fallo de primera instancia.

Las pruebas periciales a los que hace referencia la titular del Juzgado Sexto Distrito Especializado en Violencia de la capital, en el fallo de culpabilidad , son los dictámenes forenses que dan credibilidad al testimonio del niño de cuatro años.

Relato de los padres

El niño dijo  a sus padres que la profesora de iniciales K.E.M.D le tocaba sus genitales y glúteos cuando lo llevaba al baño y que ella se le desnudaba, refirieron sus progenitores al brindar su testimonio ante la jueza Karla García.

En el juicio declaró como testigo la mamá del niño, quien expresó ante la jueza Karla, que miraba “televisión con mi esposo en la sala cuando el niño se me sentó en la pierna y comenzó a hacer movimientos sexuales; entonces yo le pregunté donde había aprendido eso y él me respondió que eso se lo hacía la profesora (K.E.M.D) escondidito en el baño”, relató la mamá del menor.