•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Crear planes de negocios efectivos, que generen ingresos a la institución de socorro, es uno de los retos de la Cruz Roja Nicaragüense, y una de las metas que desarrollará su nuevo comité ejecutivo, que también busca modernizarse y adaptarse a las nuevas necesidades.

En la ceremonia de toma de posición en las instalaciones de la Sede Nacional de Cruz Roja en Managua, el doctor Óscar Gutiérrez Somarriba, del comité ejecutivo para el período 2018 al 2022, dijo que después de la experiencia en el cargo obtenida en su primer período, el camino es continuar fortaleciendo la integridad de la institución pero también es urgente desarrollar el autosostenimiento.

 Policía de Nicaragua da luz verde al Plan Verano 2018

Datos proporcionados por la institución señalan que necesitan al menos C$80 millones anuales para que la institución sea operacional. Cruz Roja ya brinda servicios que tienen un costo, por ejemplo el examen de la vista, el sicológico y el de sangre para obtener la licencia de conducir, también el servicio de ambulancias cuando esto es un traslado que no es de emergencia, entre otras acciones menores.

Entre las propuestas de ingresos está la prestación del servicio de laboratorio, pero también hay planes pilotos en los municipios con presencia de la institución, y se darán a conocer cuando se ejecuten los proyectos, cuya rentabilidad será destinada al fondo de los servicios de atención gratuita.

El doctor Gutiérrez señaló que una de las primeras tareas de la institución es ser transparente con los donantes para crear confianza, sin embargo en la actualidad obtener los ingresos por vía de donaciones es una lucha durante los 365 días del año. Fondos destinados a dar cobertura a la atención de playas, las carreteras, durante las festividades agostinas y de fin de año entre otras actividades masivas.

 Minsa realizará más de 3,000 inspecciones higiénicas en Plan Verano 2018

El primer vicepresidente de la institución, Silvio Xavier Pilarte Centeno, enfatizó en comenzar a trabajar con una visión de empresa en algunas áreas.

“Tenemos que ver a futuro, cuáles son las tareas que se deben emprender para que las filiales salgan adelante. Nosotros desarrollamos nuestra labor gracias a las donaciones de la población, pero debemos tener una visión más ajustada a las necesidades y la realidad. Hay cambios a nivel mundial y nosotros no podemos quedarnos atrás”, dijo Pilarte.

La Cruz Roja Nicaragüense es una instancia que nació en territorio nacional en 1965 para brindar atención de emergencia y socorro a la población, de forma gratuita. Actualmente se sostiene gracias a las donaciones de sus homónimos en España, Holanda, Alemania, Italia, Canadá, La Federación de Cruz Roja Internacional y la Americana, también de instituciones del Estado, donaciones de empresas y el apoyo de personas particulares.

 El Trapiche, el balneario más peligroso del verano

La directora de Relaciones Públicas, Lizeth Guido, comentó que reciben apoyo de la Asamblea Nacional, por un monto de C$1 millón que ayuda, pero frente a los C$80 millones que necesitan para cumplir con la atención es poco. Además muchas de las donaciones es en materiales, no en efectivo, o fondos para proyectos específicos.

Por otra parte explicó que si bien la mayor parte de los que trabajan en Cruz Roja son voluntarios, también hay una planilla para personal administrativo y del servicio de ambulancia, entre otros. Además todo el personal cuenta con un seguro de vida, incluyendo los voluntarios, ya que deben estar protegidos, pues enfrentan situaciones de mucho riesgo. 

“Tenemos que darle a los voluntarios todas las condiciones para que cumplan con su labor de rescate y parte de eso son materiales especiales para no arriesgar sus vidas”, comentó la licenciada Guido. Otros costos son el problema de las llamadas falsas, que en ese caso representa pérdidas de aproximadamente C$147,000. 

Cruz Roja cuenta con 36 filiales activas. El Plan Verano 2018, que para la institución inicia con la pretemporada este domingo 25 de marzo, tiene un costo de C$5.5 millones por gastos de combustible, alimentación, agua, vestimenta especial y materiales de reposición, entre otros implementos básicos. 

Este año tienen preparados a 2 mil voluntarios a nivel nacional, teniendo a disposición 73 ambulancias, 3 lanchas, 2 pipas de agua, 21 vehículos livianos, habrán instalados 205 puestos a nivel nacional, y se atenderá 139 balnearios.

Por otra parte el presidente ejecutivo de Cruz Roja alegó que están obligados a adaptarse a los nuevos tiempos tanto en estructura como en el carácter técnico.  

“Haremos algunos cambios en las estructuras que son caducas, ya que ahora el mundo está inmerso en la era digital, y en la institución se está iniciando esta modernización para adecuarse al tiempo que se está viviendo”, dijo el doctor Gutiérrez.

La directora de Relaciones Públicas de Cruz Roja, señaló que el nuevo comité ejecutivo fue electo en la asamblea desarrollada el 10 de enero, con la participación de 150 voluntarios.

Las personas elegidas son el doctor Óscar Gutiérrez Somarriba, en la Presidencia de Cruz Roja, Silvio Pilarte, primer vicepresidente; Roberto Castro, segundo vicepresidente; Ana Carolina Picado, secretaria; Raúl Durietz, como tesorero; y Reyna Arróliga, de fiscal.