•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Alcaldía de Managua anunció que sus cajas de atención al público no cerrarán sus ventanillas durante los días lunes, martes y miércoles, a pesar de que el Ministerio del Trabajo (Mitrab) estableció que los trabajadores del Estado no trabajarán durante toda esta semana.

Oficialmente, a través de su sitio web, la municipalidad capitalina indica que sus oficinas centrales mantendrán sus actividades, laborando mediodía, de 8 de la mañana hasta la 1 después de mediodía, enfatizando que las personas pueden acercarse para hacer cualquier trámite.

La disposición fue introducida el viernes de esta semana y solo se hizo pública a través de Facebook, limitando el alcance de la información. 

Para el municipalista Hugo Alegría, la información es muy escueta e informal y se reduce a una línea, con el dato del horario y simplemente dice “oficinas centrales”.

“Supuestamente es para cualquier trámite y se entiende que serán únicamente las oficinas centrales del Centro Cívico, lo que quiere decir que las delegaciones distritales estarán cerradas”, indicó Alegría.

Por otra parte, el municipalista señala que se desconoce si, por ejemplo, las cajas para el pago del sticker de rodamiento en el parque Luis Alfonso Velásquez estarán funcionando.

Alegría comentó que las redes sociales son un fenómeno de comunicación actual, sin embargo consideró que la Alcaldía debió sacar un comunicado de prensa más serio, con algunos detalles al respecto, divulgando esto a través de medios radiales, escritos y de televisión.

Indicó que una de las mayores preocupaciones de los conductores es el pago del impuesto de rodamiento, el cual vence el próximo 31 de marzo. 

“Debería ser de interés de esta institución del Estado hacer del conocimiento de sus contribuyentes la información pertinente, teniendo en cuenta que tienen metas de recaudación, de tal manera que se debe facilitar a la población la información pertinente”, alegó Alegría. 

No portar la solvencia de pago que se refleja en una calcomanía o sticker pegado en el vidrio delantero del vehículo, significa una violación a las normas de tráfico. Los dueños de automotores sin el adhesivo estarían expuestos a pagar una multa de C$100, según la Ley 431.