•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De tres a cuatro años es la vida útil de los terrenos que conforman el relleno sanitario de la Empresa de Tratamiento de Desechos Sólidos (Emtrides), por lo cual buscan un nuevo lugar para depositar la basura de Managua, informaron las autoridades municipales capitalinas.

Hasta el momento se han realizado estudios de terreno identificando dos posibles lugares para la reubicación, hasta donde se trasladarán las más de 1,200 toneladas de desechos sólidos que a diario produce la ciudad de Managua.

En la última sesión ordinaria del Concejo Municipal de la Alcaldía de Managua, se expuso que la capacidad del relleno sanitario estaba llegando al límite, luego que por más de 40 años recibió los desechos de la capital, desde que era conocida como el botadero La Chureca. 

“El tema de la basura es un tema esencial en la planificación urbana y lógicamente es vital, por ser uno de los elementos de mayor contaminación ambiental y tenemos una buena propuesta. El actual relleno sanitario tiene una potencialidad de tres a cuatro años en las condiciones actuales y tenemos que replantear la construcción de un nuevo relleno sanitario y la discusión en este tema será significativa”, indicó el secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno.

El director ejecutivo del Foro Nacional de Reciclaje (Fonare) y consultor en temas ambientales, Kamilo Lara, comentó que se planifica un reordenamiento para el actual relleno sanitario, donde funciona la planta de selección de materiales para reciclaje Emtrides.

“Sucede que Emtrides está compuesta por la planta de tratamiento, y el relleno sanitario que son depósitos de desechos que luego son recubiertos. Para lo cual se construyeron cuatro (denominados) vasos, donde se depositan los desperdicios no reciclables. Actualmente ya están completando su capacidad. En dependencia del aprovechamiento, este podría durar más de los cuatro años, sin embargo, ya hay estudios de terreno para la construcción del nuevo relleno”, dijo Lara.

El especialista ambiental indicó que los puntos son la comarca del área rural del municipio de Ciudad Sandino, Cuajachillo; y San Benito, comunidad del municipio de Tipitapa, donde se estudia el terreno para determinar las condiciones más apropiadas, que no representen un problema para el medio ambiente, para las comunidades aledañas y su salud.

“El punto que podría ser el más acertado es Cuajachillo, dado que en su profundidad hay una capa rocosa dura que hace impenetrable su fondo, reduciendo la posibilidad de filtración de los líquidos de los desechos en descomposición o lixiviados”, dijo Lara. 

El ambientalista señaló que Cuajachillo está ubicada en un área rural, a diferencia del actual relleno sanitario que está ubicado en el barrio Acahualinca.  

“Aún no se dan detalles sobre la reubicación, sin embargo se descarta que se destruya la infraestructura y quiera trasladarse al nuevo punto, ya que Emtrides seguiría funcionando en la selección del material reciclable y posteriormente el material orgánico podría enviarse al lugar que se seleccione”, consideró el director de Fonare.

El director de la Red de Emprendedores Nicaragüenses del Reciclaje (Rednica), David Narváez, que aglutina a recolectores independientes de material reciclable de Managua, dijo que no hay información oficial al respecto, sin embargo ha hablado con concejales capitalinos al respecto, quienes le afirman el posible traslado del relleno sanitario hacia Ciudad Sandino.

“Incluso Ciudad Sandino cuenta con un relleno sanitario recientemente construido y que hasta el momento no se está utilizando. Estamos hablando de 10 manzanas de terreno, sin embargo aseguran que se consideran los estudios de una ampliación de 35 a 40 manzanas”, afirma Narváez.

El concejal del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), José Agustín Cedeño, perteneciente a la comisión de asuntos públicos de la Alcaldía, comentó que Moreno hasta el momento no ha dado mayores detalles del proyecto y es algo de lo que les gustaría saber.

“Si bien somos bancada de oposición en el Concejo Municipal no nos oponemos al desarrollo, ni a lo que beneficie a la ciudadanía capitalina. El proyecto no ha sido presentado formalmente  porque hay mucho secretismo con la información, pero tiene que ser oficializado, ya que tiene que pasar por el Concejo para ser aprobado”, alegó Cedeño.