•   Managua y Chinandega  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Zoila Herminia Vargas Castillo, la mujer chinandegana que sobrevivió al intento de envenenamiento por parte de su expareja, Douglas Villanueva, confirmó que esta mañana estará  presente en la audiencia inicial que tendrá lugar en los juzgados de Managua.

El caso

La historia de Vargas Castillo salió a luz pública a mediados de marzo pasado, debido a que Villanueva, con quien tuvo una relación de 17 años y procrearon dos hijos, intentó acabar con su vida al introducirle en su vagina una porción de fosfuro de aluminio, popularmente conocida como “pastillas para curar frijol”. Villanueva, quien está detenido, fue acusado formalmente por el Ministerio Público el 19 de marzo pasado bajo el cargo de femicidio frustrado y ha pedido que a este le sea impuesta la pena máxima por su delito. De acuerdo con declaraciones de Vargas Castillo, en la audiencia repetirá que fue víctima del odio del padre de sus  dos hijos, quien atentó contra ella el pasado 13 de marzo en una vivienda de la colonia Roberto González, de Chinandega.

En recuperación

De regreso a su hogar, la mujer no ha dejado de sentir los estragos del veneno introducido en su cuerpo y se ha sentido débil. “Me aparecieron algunas venas de los brazos reventadas y por ello tuve una consulta especializada”, comentó tras agregar que nada la detiene para ir a acusar a su agresor. La mujer de 31 años se ganaba la vida lavando y planchando en su vecindario. “Estoy rehaciendo mi vida. Mi hijo José volvió ayer lunes a clases. El aposento que me construye la municipalidad estará listo esta semana y estoy agradecida con la ciudadanía que sintió mi dolor”, dijo  Vargas Castillo. De acuerdo con un Mapa de Violencia contra las Mujeres, publicado por la Policía Nacional, en promedio, de cada 100 mil mujeres, dos mueren de forma violenta en Nicaragua.