•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Como parte de las obras de protección por las escorrentías pluviales, la Alcaldía de Managua ampliará la capacidad de descarga de la micropresa de Villa Fontana, ubicada en el Distrito I.

Según el Plan de Inversión Anual 2018 de la comuna capitalina, la inversión será de C$4.5 millones para este proyecto, para mayor captación de aguas, cuya ubicación está en la entrada de San Isidro de la Cruz Verde, al sur de la capital.

La justificación del proyecto señala que el objetivo es dar respuesta inmediata a la problemática de las inundaciones de invierno en la ciudad, reteniendo parte de estas, para que el volumen real de las escorrentías afecte en menor medida.

La ciudad de Managua anualmente es golpeada por media docena de precipitaciones inusuales, que después de superar los 100 milímetros, la tendencia es la saturación de los canales de drenaje que se consideran ya obsoletos, por no poder absorber ni guiar el volumen de las aguas que bajan de la Cuenca Sur de la ciudad, que tiene pendientes elevadas, las cuales aumentan la fuerza al momento de escurrir hacia la ciudad en busca de descargar en el lago Xolotlán.

Datos de la dirección municipal destacan que después de los 70 milímetros de precipitación los cauces colapsan.

El ambientalista Kamilo Lara, director del Foro Nacional para el Reciclaje(Fonare), señaló que uno de los problemas que afectan a la población es su propia falta de conciencia de los efectos dañinos que representan los canales obstruidos, ya que muchos no dejan de lanzar basura a los cauces y la basura obstruye los canales que, en dependencia del volumen de las lluvias, puede desbordar su capacidad, causando daños a estructuras, viviendas, socavando calles y representando pérdidas económicas a la población y a la comuna, que debe reparar lo destruido.

El director de Fonare destacó la necesidad de que las autoridades implementen sanciones a quienes lancen desperdicios a los canales.

El proyecto consiste en ampliar la descarga que controla y regula las escorrentías de las aguas pluviales. Se pretende que esto beneficie a, por lo menos, 1,100 personas, cuyas viviendas están a la orilla de los cauces.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus