•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Representantes de diversos pueblos indígenas y mujeres rurales de Centroamérica  se darán cita en Managua para presentar los resultados de un programa sobre salud sexual reproductiva que se implementa en la región.

Juan Herrera, gerente de Programas de la no gubernamental Salud sin Límites, precisó que el evento se desarrollará el próximo jueves y contará con la participación de mujeres de Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua.

“Entonces en ese encuentro habrá participación de los beneficiarios que van a compartir la situación que viven las mujeres indígenas y rurales desde la perspectiva de las organizaciones que trabajan con estas comunidades en la reducción de las brechas en materia de salud sexual reproductiva para estas poblaciones”, explicó Herrera.

Retos 

El directivo mencionó que las brechas son de tipo cultural, porque muchos hombres se oponen a la planificación familiar. También influyen factores geográficos, que impiden acceder a centros de salud; la violencia y otras limitantes vinculadas a la disponibilidad de los métodos de planificación familiar dispuestos por las autoridades de salud.

“Una barrera importante tiene que ver también con asuntos del idioma, porque cuando estas mujeres van a los puestos de salud, el personal muchas veces no habla el dialecto. Eso pasa mucho en Guatemala por ejemplo, en el caso de Nicaragua esa brecha se ha mejorado, porque el personal de salud que atiende a las comunidades hablan miskitu, por ejemplo”, explicó Herrera.

Agregó que en conjunto con el Ministerio de Salud han desarrollado la entrega de métodos anticonceptivos para comunidades de Waspán y Puerto Cabezas, que son las zonas del país en las que la organización tiene incidencia, pero además se han estructurado comisiones de salud comunitarias.

Bajo este concepto, dijo el directivo, han formado 57 promotoras de salud que en este lapso de tiempo trabajaron aproximadamente 3,000 mujeres indígenas y rurales del Caribe Norte.