•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La jornada de protestas por las reformas al INSS en Nicaragua terminaban esta noche con un cacerolazo en el sector del puente El Edén, en Managua.

Golpeando las cacerolas con cucharas, algunos nicaragüenses expresaron su rechazo a la reforma aplicada al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).

Los manifestantes también hacían sonar pitos, en señal de protesta.

La misma acción de sonar las cacerolas se dio esta noche en Villa Progreso y Nueva Libia, cerca de la rotonda La Virgen, en Managua.

Durante las manifestaciones, los nicaragüenses quemaron llantas en algunos puntos del país.

La Policía Nacional desplegó antimotines en varias zonas del país, para hacer frente a las manifestaciones.

Las autoridades no han informado de la cantidad de personas que resultaron heridas durante las manifestaciones, pero en las redes sociales circulan imágenes en las cuales se ve a personas con lesiones provocadas por balas de goma.

En algunos departamentos, como Matagalpa o Granada, las protestas continuaban esta noche.

La protesta en Managua. Orlando Valenzuela/END

La reforma al INSS aplica un aumento en las cotizaciones y una deducción del 5% a las pensiones.

La medida, ha dicho el gobierno, se toma para sanear las finanzas del INSS, que sufre de un déficit superior a los dos mil millones de córdobas.

En contexto

Las protestas de hoy se dieron en Managua (en al menos una decena d epuntos, la mayoría universidades), León, Granada, Carazo, Costa Caribe norte y sur, Masaya, Matagalpa, Estelí y Rivas.

Esta tarde, al menos cuatro canales de televisión salieron del aire: 100% Noticias, canal 12, canal 23 y el canal católico.

Al caer la tarde, el canal 12 de televisión volvió al aire.

El gobierno criticó esas manifestaciones, diciendo que son dirigidas por pequeños grupos que tienen una agenda para desestabilizar a Nicaragua.

Desde la tarde del miércoles comenzaron los reclamos en las vías públicas y hoy se extendieron por todo elpaís.

Las cámaras empresariales de Nicaragua han criticado los brotes de violencia y han pedido al gobierno dialogar para solucionar la situación.