•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al menos seis cuadrillas municipales están en labores de reparación de calles en los distritos IV, V y VI de la capital, donde aproximadamente 54,700 adoquines fueron colocados para restablecer el paso vehicular, que la semana pasada fue obstaculizado al estallar las protestas contra las reformas a la Seguridad Social del país.  

Incluso este domingo las cuadrillas no descansaron. En un recorrido de El Nuevo Diario, por esta área, los obreros señalaron que es una orden de la Alcaldía de Managua para normalizar el movimiento.

Entre los trabajos en desarrollo están el segmento de la pista Solidaridad, iniciando en la terminal de la cooperativa de buses Parrales Vallejos, hacia el paso a desnivel Portezuelo.

“Aquí contabilizamos como diez baches y se reinstalarán por lo menos 10 mil adoquines”, señaló uno de los obreros que van de poco a poco trabajando primero en un carril y posteriormente en el siguiente, para no detener el tráfico. Por trabajar en día de descanso aseguran que les pagarán doble.

Semáforos restablecidos. Foto: Bismarck Picado/END.

Por otra parte están las dos áreas más conflictivas: partiendo de la carretera que va de Villa Progreso hasta la pista Buenos Aires, al que se le denomina Camino Solo, que durante una semana estuvo cerrada con una valla metálica y barricadas de adoquines. 

En este punto se ubican la Universidad Politécnica (Upoli) y el Recinto Universitario Pedro Aráuz Palacios (Rupap), siendo la primera el punto de resistencia principal en medio de los barrios Georgino Andrade, Villa Progreso, Villa Rubén Darío, las Américas I y colonia Rafaela Herrera, donde se escenificaron los principales choques entre protestantes y las fuerzas antimotines.

Esta área tiene restablecido totalmente el paso, con los adoquines puestos temporalmente y en espera que las cuadrillas municipales hagan las reparaciones pertinentes en esta vía donde hay cinco baches que afectan la fluidez del tráfico.

Según los obreros, primero terminarán las reparaciones en las pistas principales y luego irán por los accesos internos.

Otro punto restablecido es la pista Buenos Aires, que conecta el cruce de Villa San Jacinto, en la carretera Panamericana Norte, con el cruce del mercado Iván Montenegro. En esa área la municipalidad reinstalará al menos 20 mil adoquines.

“Aquí los baches son grandes. El más pequeño no se baja del acomodamiento de 1 mil adoquines.  En esta vía hay muchos baches”, indicó uno de los obreros.

La pista Buenos Aires estuvo cerrada por al menos cinco días, donde los pobladores de cuatro barrios dieron su apoyo  a los estudiantes en protesta en la Upoli.

Sobre la pista Larreynaga, la municipalidad calculó la recolocación de 15,700 adoquines en 12 baches, que la semana pasada fueron reparados. 

En el caso de esta pista Juan Pablo II, la cantidad de adoquines instalados fue de aproximadamente 9 mil, para el restablecimiento de las vías en esta pista. 

Cámaras destruidas

Otro trabajo realizado fue el de las reparaciones en los semáforos en el cruce de Villa Rafaela Herrera y en el barrio María Auxiliadora. Los trabajadores señalan que muchas de las cámaras de vigilancia instaladas en los semáforos inteligentes fueron deshabilitadas.

Por el momento desconocieron cuándo la municipalidad volverá a reinstalar las cámaras, pues deberán reponer algunas que resultaron destruidas.

Retiran árboles dañados

Otros trabajos realizados fue el retiro de los seis árboles de la vida, cortados durante las protestas, ya que estas esculturas  de más de una tonelada de peso, es uno de los símbolos del gobierno central. 

A esto se agrega el daño ocasionado en otros del sistema ubicados en la pista Rubén Darío, en carretera a Masaya, así también en carretera Norte.

En total se calcula que una veintena de estos fueron dañados o incendiados.

Hasta ayer los árboles no volvieron a ser encendidos, ni la municipaliadad ha anunciado si serán reparados o reinstalados los que fueron dañados. 

A la par, los establecimientos saqueados están trabajando para reabrir próximamente.

Tanto en Linda Vista como en las cercanías del mercado Iván Montenegro, ya han instalado los vidrios , pero en especial han reforzado sus sistemas de seguridad.

La municipalidad aún no presenta informe sobre las afectaciones que dejó una semana de protestas, ni los costos de las reparaciones en la infraestructura de Managua. Este lunes se espera que la dirección del Concejo Municipal capitalino haga referencia a la situación de la semana pasada y si se redirigirán fondos para compensar gastos.