•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una de las obras de interconexión de la capital está a punto de concluir, la construcción que unirá a Ciudad Belén con el eje radial de carretera Panamericana Norte, una de las arterias viales de Managua al este de la ciudad.

En un recorrido de El Nuevo Diario en el área del proyecto, aún la semana pasada se observaban obreros trabajando y si bien ayer no había ni hombres ni maquinaria, el avance hasta hoy es evidente quedando pendiente aproximadamente 250 metros para unir la vía en el tope de Ciudad Belén, y 50 metros en la salida por carretera Norte.

El proyecto contempla un puente vehicular, sobre el cauce El Borbollón, para el cual hasta el momento solo se hicieron los trabajos de estudios para conocer la consistencia del suelo, que es muy arenoso. Se cree que la construcción del puente puede tardar, debido a que el ingreso del invierno es en mayo, lo que obstaculizaría las obras para la construcción de las bases.

Uno de los conductores que usan la vía señaló que es transitable y la utiliza para ir de Sabana Grande a Tipitapa.

Agilizan transporte

“La nueva unión de carreteras es amplia, ahorita está en un 90 por ciento transitable y solo falta que hagan el puente peatonal que dicen que construirán en el tope (este) de Ciudad Belén. Todavía falta que terminen la salida a la Norte. Será bueno para los que nos movemos en esta zona. Ahorrará tiempo, en vez de dar la gran vuelta. Siendo que queda más cerca la rotonda de Tipitapa que meterse por detrás del aeropuerto para salir por zona franca hacia la Norte”, comentó Carlos Mendieta, quien trabaja de conductor para la entrega de productos de una distribuidora comercial.

Para el conductor de mototaxi que solo se identificó como Morales, dijo que hacen su ruta  trasladando a personal al Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias, pero también hay gente de dos barrios y hay una vía para una urbanización.

“No sabemos, pero cuando se termine el proyecto puede que lleguemos hasta Ciudad Belén a dejar y sacar gente. Ya hay un grupo de mototaxis que tiene su pasadizo de Belén hacia zona franca”, alegó Morales.

Para Carmen Fernández, habitante de Ciudad Belén, señaló que hay una zona franca en el nuevo paso, además hay dos barrios. “Yo no voy por ese lado, pero tengo un vecino al que trabaja ahí y ahora le resulta fácil llegar en bicicleta, incluso a pie. Antes el paso estaba cerrado”, señaló Fernández.

El proyecto es crear una vía alterna que se conecte con los otros proyectos (de un total de 8), para hacer un corredor de 17.6 kilómetros de largo desde carretera Masaya.