•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Scarlett García, de 21 años , la mujer baleada ayer a las afueras de la librería Hispamer en Managua permanece ingresada en un hospital, con una bala alojada en el hígado, según conocidos de la afectada.

“Lo único que sabemos es que ella (Scarlett García) está estable y que la jefa de Recursos Humanos (de Hispamer) está en el hospital a la espera de lo último que digan los médicos”, manifestó un compañero de trabajo de la joven.

De esta manera se disipan los rumores de que Scarlett García había muerto la noche del lunes a consecuencia del impacto de bala que recibió por la espalda, cuando barría frente a las instalaciones de Hispamer central.

Desde el lunes por la noche hasta en las primeras horas de la mañana del martes en las redes sociales circuló información que aseguraba que Scarlett García había fallecido en el centro asistencial donde fue llevada.

Después del hecho sangriento, ejecutado por motorizados, Hispamer emitió un comunicado condenando la acción criminal que ha puesto en peligro la vida de la joven conserje.

Desde hace dos semanas en Managua y en otros departamentos circulan personas encapuchadas, en motocicletas o camionetas doble cabina, disparando a matar.

Ayer, sin embargo, ese tipo de acciones ocurrió por primera vez durante el día. De hecho, por la tarde mataron a un policía e hirieron a otro.

Por tal motivo, en distintos barrios de Managua la población ha levantado barricadas, para impedir el ataque de los encapuchados.

Hoy, no obstante, fuerzas policiales y parapoliciales ejecutan un operativo armado para botar las barricadas en los barrios orientales de Managua.