•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una de las sobrevivientes de la masacre del barrio Carlos Marx, donde murieron seis personas -entre ellos dos niños- ha sido interrogada este lunes por investigadores de la Policía Nacional, quienes llegaron de civil.

Los tres oficiales llegaron vestidos de civil y en una camioneta, sin placas, a la casa donde se refugiaba la sobreviviente.

La testigo aseguró que uno de los investigadores le preguntó qué tipo de armas andaban los criminales que prendieron fuego a la casa el pasado 16 de junio y que si estos eran policías.

“Yo les constaste que sí, que eran policías”, dijo la sobreviviente, quien prefirió omitir su nombre.

La mujer afirmó que el policía le preguntó cómo fue que ocurrieron los hechos y qué había hecho toda la familia la noche anterior a la tragedia.

“Le dije que llegué a visitar a mi madre, comimos y cosas así”, indicó.

El interrogatorio ocurrió luego de que agentes de la Policía Nacional requisaran la casa donde sucedió la tragedia.

Según la testigo, los policías han entrado a la casa de su familia al menos en tres ocasiones. Esa vivienda, de tres pisos y que funcionaba como punto de producción y venta de colchonetas, tiene en estos momentos una malla a la entrada.

Luis Calero, uno de los familiares de la testigo y quien está a cargo de cuidar la casa en el barrio Carlos Marx, dijo que los policías se presentaron ayer con una orden judicial para poder entrar a la casa y hacer investigaciones.

“Encontraron unos disparos dentro de la casa y no lo habíamos visto, eso lo están investigando”, dijo Calero, quien fue increpado por sus familiares por haber llevado a los agentes de la policía al lugar donde se resguarda la testigo.

La familia que protege a la única testigo de la masacre teme porque ahora se conoce el sitio donde se refugia la mujer.

“Temo por mi vida, pero confío en Dios que Él me protege”, expresó la víctima.

Sobre las visitas constantes que hace la policía a la casa de su familia, la testigo dijo que podría ser con el objetivo de lavar evidencia.

Otra de las sobrevivientes de la masacre en el barrio Carlos Marx es una adolescente de 13 años, quien según los familiares permanece en un hospital en estado crítico por las quemaduras que sufrió.

El pasado 16 de junio, un grupo de encapuchados incendió una casa de tres pisos en el barrio Carlos Marx, matando a seis personas de una misma familia, incluidos dos niños.

Los vecinos aseguran que los culpables del crimen son policías y civiles armados.

La Policía Nacional, en un comunicado sobre el tema, sostuvo que los responsables son "delincuentes" encapuchados.

El caso provocó conmoción en Nicaragua, donde la crisis que comenzó el pasado 18 de abril ha cobrado más de 200 vidas.