•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un grupo de personas autoconvocadas se manifestaron esta tarde en Camino de Oriente para exigir que cese la represión por parte del Gobierno.

El sitio donde se ha efectuado esta concentración es justo donde el pasado 18 de abril otro grupo de personas protestó en contra de un cambio al Seguro Social, pero en aquel momento las reprimieron y eso se convirtió en el detonante de una ola de manifestaciones. 

Hoy los autoconvocados aseguraron que han decidido desafiar los peligros y amenazas, con tal de demostrar que la población no dejará las calles. 

Portando banderas de Nicaragua y haciendo sonar los pitos, los pobladores se hacen sentir en una de las principales arterias de Managua. 

Juan Carlos Avilés, uno de los autoconvocados, manifestó que la presencia de parapolicías en toda Nicaragua no es buena para encontrar una solución a la crisis. 

"Exigimos justicia y que cese la represión", dijo Avilés. 

Carla Chacón, otra manifestante, declaró que hay que salir a las calles ahora, cuando hay presencia de organismos internacionales, como la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) y la ONU. 

Sin embargo, para otras personas, Nicaragua está en un estado de indefensión total. 

Una fuerte pancarta en contra de la Policía Nacional. Mauricio González/END
 
La gente tiene que perder el miedo, gritaban los manifestantes hoy en Camino de Oriente.

Los autoconvocados aseguran que harán más plantones en ese sitio, por ser el emblema del inicio de las protestas en Nicaragua, que exigen un cambio democrático. 

El tráfico por este sector está lento, ya que las personas lo detienen por unos minutos, sin que se presenten incidentes. 

Para este sábado, además, se ha organizado una marcha de las flores, que saldrá del monumento a Alexis Argüello y llegará hasta la rotonda Jean Paul Genie. Esta manifestación es para solidarizarse con los 20 menores de edad asesinados durante la crisis en Nicaragua.