•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

En las cercanías de la Laguna de Tiscapa abandonaron a un joven que denuncia haber sido secuestrado el 27 de abril por civiles armados y encapuchados.

Al denunciar el caso ante la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH), el joven mostró algunas heridas en su cuerpo que, según él, las provocaron los captores.

La víctima, quien prefirió omitir su nombre, narró que durante su detención lo golpearon con objetos sólidos y que le daban de comer una vez al día.

Además, aseguró que en el lugar donde fue llevado habían más personas a las cuales escuchaba lamentarse.

También detalló que sus captores se identificaron como miembros de la Juventud Sandinista.

La víctima aseguró que fue capturado frente a un centro comercial cerca de Villa Progreso, en el distrito VI de Managua, junto con un médico.

"Me dijeron que no dijera nada, porque si no iban a matar a mi familia", aseguró.

Representantes de la CPDH tomaron la denuncia del joven y afirmaron que pedirán medidas cautelares para él.

En el diálogo nacional, la Alianza Cívica ha pedido ante la CIDH y ONU que el cese a la represión sea una prioridad en la crisis de Nicaragua.

También han solicitado que se cree un mecanismos para desarmar a los parapolicías, quienes circulan armados, encapuchados y en motos o camionetas.

La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) indicó en un informe que desde el 19 de abril al 25 de junio murieron de forma violenta 285 personas, en el contexto de la crisis.