•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Las últimas barricadas que estaban en los barrios orientales de Managua han sido retiradas esta mañana con palas mecánicas y la presencia de policías, confirmaron los pobladores a El Nuevo Diario.

Las barricadas estaban ubicadas sobre la Pista Buenos Aires, es decir desde los semáforos de la colonia Miguel Gutiérrez hasta el mercado Iván Montenegro, una zona que cubre varios barrios, como Rafael Herrera, Américas 1, 8 de Marzo, 9 de Junio, y Laureano Mairena, entre otros.

La población en este sector no opuso resistencia ante el operativo, que comenzó a primera hora del domingo.

Sobre la pista todavía permanecen un gran número de policías fuertemente armados.

A pesar de la fuerte presencia de policías, había gente transitando en dirección al mercado Iván Montenegro.

En la zona donde hoy quitaron las barricadas no pueden transitar vehículos pequeños. Orlando Valenzuela/ENDTestigos del "plan limpieza" de las barricadas afirmaron que no había nadie cuidando las trincheras al momento en que llegó la policía, por lo que no se produjeron enfrentamientos, ni heridos ni muertos.

Sobre esta carretera se levantaron decenas de barricadas de adoquines desde el 21 de abril, como forma de protesta ante el gobierno y para protegerse del ingreso de parapolicías.

Los pobladores dijeron que el "plan limpieza" comenzó antes de la 8 de la mañana y no hubo ningún un solo disparo, pues ningún poblador salió a protestar.

Las barricadas han sido derribadas con maquinaria pesada.

Policías en uno de los sectores de la pista Buenos Aires. Orlando Valenzuela/END

Sobre la calle, sin embargo, quedaron grades huecos que hacen difícil el paso de vehículos pequeños.

Aun no circulan unidades de transporte público.

Toda esta zona formaba parte de un anillo de protección a los protestantes que estuvieron atrincherados en la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), que está en la Villa Rafaela Herrera.

Cerca de este sector (barrio Carlos Marx) es que parapolicías quemaron a una familia en su casa, incluidos dos niños, y luego ese mismo día dos civiles armados murieron quemados por los pobladores.

Además, los parapolicías mataron de un balazo a un niño de 14 meses, en las Américas 1.