•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un pequeño grupo de personas militantes del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), se ha instalado frente a los portones de la cárcel El Chipote, en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ).

Las personas colocaron toldos en el lugar donde antes estaban instaladas decenas de madres que buscan a sus familiares. También llevaron parlantes y hasta servicios higiénicos portátiles.

Julio Vega, uno de los activistas políticos, dijo que se han plantado frente a El Chipote para demandar justicia por los policías y sandinista que han muerto durante la crisis en Nicaragua.

"Estamos aquí para que la gente vea que hubo muerto de los dos bandos", dijo.

No obstante, al preguntarle cuál es el otro bando al cual se refiere, respondió: "Los nicaragüense tenemos diferencias políticas y tenemos que saberlas conllevar".

Vega reconoció que si un sandinista mató a alguien también debe pagar por ese crimen.

Los simpatizantes del FSLN colocaron fotos a las afueras de El Chipote. Mauricio González/END

"Nosotros no tenemos presos en El Chipote. Pero la idea es que haya justicia para todos", declaró.

Vega indicó que el platón lo iniciaron ayer en la tarde y que pasaron la noche allí. Añadió que no tienen fecha para desalojar. En el lugar hay colchones y varias sillas.

Madres continúan llegando

A pesar de la presencia de los sandinistas, la madres de los detenidos en estas celdas continúan llegando.

Una de las señoras que ayer desalojó El Chipote por temor a ser agredida por una manifestación de sandinista, volvió hoy para dejar comida a su hijo.

Así luce ahora la entrada a la cárcel El Chipote. Mauricio González/END

La mujer, quien prefirió el anonimato, dijo que la entrega de comida está normal.

"No tuve problema para entrar. Me dijeron que no están dando información", señaló.

Además de ella, más madres siguen llegando a averiguar sobre el estado de sus familiares.

"Vamos a seguir viniendo. Estaremos con respeto y tolerancia. Espero que ellos (sandinistas) también nos respeten", declaró una de las madres.