•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La reserva natural laguna de Tiscapa, un cráter volcánico severamente contaminado por un cauce que lo alimenta de desechos, ha sido cerrado, luego de que a inicios de año la Alcaldía de Managua lo lanzara como un destino turístico.

Kamilo Lara, presidente del Foro Nacional de Reciclaje (Fonare), una organización ambiental, afirmó que el cierre de este importante cuerpo de agua se debe a derrumbes en sus laderas, que afectaron los senderos.

Por otro lado, la laguna está llena de basura y pueden verse los desechos acumulados en la orilla.

Lara explicó que antes del estallido de las protestas antigubernamentales en abril, los senderos del cráter volcánico estaban abiertos al público para diversas actividades.

Las autoridades capitalinas adoptaron esta medida para tratar de rescatar la laguna que, desde la década de los 80, comenzó a recibir por medio de un cauce desechos de los barrios sureños.

“La causa del cierre fue por derrumbes que ocurrieron antes del estallido de las protestas en abril. Ahora está cerrado y se va a aperturar el próximo mes. Uno de los revenidos está en la parte sureste de la laguna. Producto de esto se están reforzando los andenes”, precisó Lara.

El presidente de Fonare afirmó que la gran cantidad de basura que se observa flotando en la laguna se debe a que las barreras que detienen los desechos sólidos están perforadas.

Vista de la Laguna de Tiscapa. Archivo/END

Lara afirmó que hace un mes se hizo una limpieza del pozo de captación de basura donde cae el chorro del cauce. Aseguró que hay personal permanente que trabaja con la basura.

 Plan para rescatar la laguna de Tiscapa

El experto dio a conocer que la Alcaldía de Managua tiene un ambicioso plan para reabrir Tiscapa con mayor fuerza turística y volver a hacer hasta actividades culturales, no solo en el ranchón sino en el anfiteatro que existe en el costado norte del cráter.

“Esto es parte de una agenda para hacer a la capital más turística. Dentro del plan contemplan trabajar en todos los barrios aledaños al cuerpo de agua. A través de los colegios vamos a hacer campaña para que la gente se apropie de la problemática y la solución”, declaró.

Añadió que la Alcaldía de Managua acaba de adquirir dos ozonificadores para sumarse a los cuatro que ya existían en la laguna. Estos aparatos inyectan oxígeno al agua y la mantiene apta para la vida.

 Afirmó que continúan sugiriendo que se cubra el cauce del barrio Jonathan González para evitar que la gente arroje basura.

La Laguna de Tiscapa. Archivo/END

En tanto, Pablo Carrión, presidente de Jóvenes Ambientalistas, aseguró que la solución al problema de contaminación de la laguna de Tiscapa está en una campaña fuerte de educación, enfocada en este recurso hídrico y la clasificación de residuos.

“Una campaña dirigida solo a Tiscapa sería de alto impacto”, expresó.

También sugirió que la Alcaldía debería crear inspectores ambientales que vigilen cada cauce de la capital y aplicar multas a la gente que arroje basura.

“Si no existen sería necesario que los creen para aplicar la Ley Ambiental”, sostuvo Carrión.