•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Cientos de cruces enterradas en la rotonda Jean Paul Genie como dedicatoria a las víctimas de la crisis de Nicaragua que fueron arrancadas por sujetos desconocidos la mañana de este sábado, han sido colocadas nuevamente, por ciudadanos autoconvocados.      

Las cruces, que en el inicio del estallido social de abril se contaban por decenas, llegaron a superar las 400 en agosto, una por cada víctima de la crisis, según los manifestantes autoconvocados, que cada semana protestan contra el Gobierno de Daniel Ortega. 

Lea: Copa Airlines cancela vuelos de Managua a Panamá y Costa Rica

Integrantes del Movimiento 19 de Abril habían anunciado la mañana de este sábado que  a pesar del riesgo de ser agredidos, volvería a colocar las cruces. 

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) constató más de 300 muertos “como producto de la represión del Gobierno a manifestaciones pacíficas”.

Fiscalía acusa a estudiantes universitarios detenidos en León

La Comisión Interamericana de Derechos Humano (CIDH) estableció la cantidad en 322 víctimas antes de concluir agosto, organizaciones humanitarias locales han llegado a contar 448, y Ortega reconoce 198.

La ACNUDH y la CIDH han responsabilizado al Gobierno de Nicaragua por torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros, violencia sexual, entre otras violaciones a los derechos humanos.

Nicaragua bajo la mira internacional tras salida de misión de la ONU

Nicaragua atraviesa la crisis más sangrienta desde la década de los años de 1980.

Las protestas contra Ortega y su vicepresidenta y esposa, Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril pasado, por unas reformas de la seguridad social, que finalmente fueron retiradas, y se convirtieron

en la exigencia de que renuncie el mandatario.