•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Jóvenes, adultos mayores, vendedores ambulantes, e inclusive familias, literalmente se jugaron la vida este viernes por la mañana al preferir atravesar los ocho carriles de la pista que une el recién inaugurado paso a desnivel de Nejapa (7 sur) con el de Las Piedrecitas.

El Nuevo Diario constató que en lapso de 15 minutos, al menos 10 personas prefirieron sortear los vehículos que circulan en esa pista en lugar de hacer uso del puente elevado que está plenamente habilitado.

Aunque el tráfico este viernes todavía no era tan pesado, debido a que las obras viales recién han sido habilitadas, en varias ocasiones los automóviles debieron reducir la velocidad, para que los transeúntes pudieran realizar el cruce, e inclusive una jovencita se salvó de ser arrollada mientras hacia el intento, otra señora vendedora ambulante realizó el cruce de los ocho carriles empujando un carretón.

Las autoridades policiales informaron esta semana que diez personas perdieron la vida en accidentes de tráfico en los últimos siete días, una de las víctimas era peatón. En este sentido, según datos oficiales entre el 1 de enero y el 17 de marzo, de las 153 muertes registradas en choques, al menos 34 eran peatones.

El paso a desnivel de Nejapa (inaugurado el jueves), se interconecta con el paso a desnivel de Las Piedrecitas, ubicado hacia el norte, uniendo la carretera sur, carretera nueva y vieja a León y parte del inicio de lo que será la pista Juan Pablo II, por lo que el flujo vehicular en estas zonas es considerable.

Proyecciones de la comuna capitalina indican en esas zonas al menos 90,000 vehículos circularán cada día, unos 40,000 provenientes del paso a desnivel de Las Piedrecitas, y al menos otros 50,000 desde Nejapa.