• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La caída del 25% en la recaudación fiscal en Managua en el primer trimestre del año ha dejado en suspenso una serie de proyectos claves, como los últimos tramos de la pista Larreynaga, la conexión entre Ciudad Belén y Sabana Grande, el parque de Las Piedrecitas, Campo Santo Sabana Grande, y emitir bonos para financiar la ampliación de la pista Juan Pablo II.

La concejal Ileana García, miembro de la comisión de Finanzas, Presupuesto e Infraestructura de la Alcaldía de Managua, señaló que el impacto económico de la crisis del 2018 se extendió al 2019, ante la falta de una solución negociada.

Añadió que la inseguridad no permite desarrollar un clima idóneo para el comercio, afectando a los negocios, los ingresos y, a su vez, el pago de impuestos municipales, con los cuales se ejecutan los proyectos municipales.

Así, el primer trimestre que arranca con el pago del Impuesto de Bienes e Inmuebles, Matrículas de Negocios, el Impuesto de Rodamiento y la revisión mecánica, entre otras obligaciones tributarias, si se compara con las cifras del 2018, presentó una reducción de aproximadamente C$471 millones en recaudación tributaria, frente a los C$1,428 millones del año pasado.

También hay una caída en el desarrollo de proyectos privados, para lo cual la municipalidad emite permisos de construcción, ambientales y otros; mientas que muchos negocios han cerrado sus puertas.

Pista Juan Pablo II

Uno de los proyectos emblemáticos es la ampliación de la pista Juan Pablo II, un proyecto de 9.5 kilómetros que continúa en fase de desarrollo, para lo cual en febrero de este año la municipalidad licitó una consultoría para la supervisión de la obras, por un monto de US$9.1.

De los trabajos de infraestructuras importantes desarrollados está el puente vehicular de conexión Ciudad Belén y carretera Panamericana Norte. Óscar Sánchez/ENDSi bien en el Plan de Inversión Anual (PIA) tiene previsto un monto por mil millones de córdobas destinados a la ampliación, el Concejo Municipal planteó una solicitud para emitir y vender bonos por un monto de US$33 millones (aproximadamente C$1,100 millones), destinados para la obra.

El multimillonario proyecto tendrá un costo total de US$275 millones, con fondos que provienen de un préstamo del Banco Europeo Internacional (BEI), por un monto de US$136 millones, y del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), por US$105.47 millones; con una contraparte del Estado de Nicaragua de US$33 millones, propiamente lo que se espera recaudar con los bonos.

Para este año la municipalidad tiene pendiente la rehabilitación de la pista Juan Pablo II y la construcción de pasos a desnivel para los tramos I (7 Sur a barrio René Cisneros) y IV (barrio El Riguero a intersección Plásticos Robelo). Uno de los proyectos emblemáticos es la ampliación de la pista Juan Pablo II. Archivo/ENDSegún el secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, los primeros movimientos de tierra se verán al finalizar este año.

Mientras la municipalidad busca refinanciar tres deudas bancarias por un monto total aproximado de US$8 millones, la concejal García interpreta esta situación como un efecto de la baja en la recaudación.

Entre otros proyectos pendientes están los tramos incompletos de la vía alterna de carretera a Masaya.

El objetivo del proyecto que inició en 2014 es crear ramificaciones viales que permitieran descongestionar la pista desviando el tráfico en la carretera a Masaya, sin embargo el último tramo de 1.3 kilómetros de camino de tierra, entre Sabana Grande y Ciudad Belén, nunca ha sido desarrollado.

Francisco Mendieta, habitante de Sabana Grande, dijo que se conocía del proyecto e incluso llegaron a hacer mediciones, pero de allí no pasó.

“Esta conexión es importante, ya que mucho vehículo transita en busca de un atajo para cruzar a la carretera Panamericana Norte, pero nunca se hizo”, dijo Mendieta.

Pista Larreynaga

En una visita de El Nuevo Diario a la zona de los proyectos en mención, se pudo observar que tampoco se finalizó la ampliación de la pista Larreynaga. De los casi tres kilómetros del proyecto, la entrada y salida de la pista que pretende conectar Sabana Grande con la carretera Panamericana Norte, no están concluidos.

Según el ciudadano Alberto Montiel, habitante de Ciudad Belén, el último tramo quedó inconcluso, además hay unas partes donde se hacen grandes charcos cuando llueve y las luminarias nunca llegaron a instalarse a la pista frente al barrio.

El único movimiento de infraestructura que se hace en estos momentos es el puente vehicular, que cruza el cauce el Borbollón.

Se trata de un proyecto de construcción de puente vehicular de prolongación de la pista Larreynaga – sector Sabana Grande - Ciudad Belén, Distrito VI, que está presupuestado desde hace dos años y finalmente se materializará en 2019.

Uno de los proyectos en el PIA 2019 era la construcción de cementerio Campo Santo Sabana Grande I Etapa, que tendría 282,005 metros cuadrados, para lo cual se destinaron C$10 millones, el cual se considera importante porque resolvería la necesidad de los capitalinos, ya que el cementerio Puertas del Cielo, ubicado en el barrio Milagro de Dios, ya está saturado.

Algunos de los proyectos congelados son el parque Las Piedrecitas, el parque Sandino y las terminales de buses interurbanos.

Estos proyectos fueron lanzados incluso con diseños conceptuales a ser desarrollados, sin embargo nunca se materializaron.

La reconstrucción del histórico parque Las Piedrecitas es un proyecto ambicioso, al cual le destinaron C$15 millones en 2018.

El proyecto de Las Piedrecitas tiene contemplado instalar juegos infantiles modernos, construir ciclovías, hacer un mirador con restaurantes, instalación de ranchos, un jardín central, así como un estacionamiento para 135 vehículos, incluyendo el área para buses.

La concejal García comentó que, incluso, se recuperó parte del espacio que con los años había perdido el parque y por permuta a la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, se tomó un segmento que utilizaban para capacitaciones.

Un nuevo parque sería el Parque Natural Augusto C. Sandino, que se anunció en febrero de 2018, pero nunca se hizo realidad.

Este contaría con senderos para caminar, jardines y un enorme museo con forma de pirámide de cristal y hierro, además de una fuente luminosa con forma de estrella en uno de sus costados.

En 2016 presentaron el “Plan de Modernización de Cinco Terminales”. Archivo/ENDDesde octubre del 2016 se planteó el “Plan de Modernización de Cinco Terminales” de buses interurbanos en la capital, cuya construcción iniciaría a partir del 2017, a un promedio de costo de C$10 millones cada una y contaría con sillas, quioscos, pizarras de llegadas y partidas, además de un diseño totalmente modernizado.

Las cinco terminales de buses que serían modernizadas eran las ubicadas en el mercado Carlos Roberto Huembes, Israel Lewites, Mayoreo, Oriental y la que está frente a la Universidad Centroamericana (UCA), pero este proyecto sólo quedó en el tintero.