•  |
  •  |

En un rincón de la casa ya polvoso y literalmente abandonado está el equipo de sonido doble casetera y con bandeja para tres CD que en su tiempo “de moda” ocupó un espacio de privilegio en la sala de la casa ¿les pasa igual?

Y qué dicen cuando revisando entre los cajones se topan con esos viejos teléfonos móviles ¡Muchos los tenemos! A todos esos aparatos inservibles que a veces no tiramos por pesar quizás de lo que invertimos o porque simplemente está en un rincón donde no estorba, se les clasifica como basura tecnológica y según se promueve en el mundo entero reciclarla es fundamental para la protección del medio ambiente.

Nicaragua no tiene cultura de reciclaje de aparatos tecnológicos, pero existen iniciativas como la de una compañía de telefonía celular que llama a sus clientes a buscar esos teléfonos que constantemente descartamos para seguirle el ritmo a la tecnología.

En uno de mis cajones por ejemplo me topo constantemente con mi primera inversión en telefonía celular: un pequeño aparato que ya traía la antena incorporada y que por su pequeño diseño y la posibilidad de lucirlo en colores, además de precio accesible,  tuvo demanda en la juventud. Allí anda ese Sendo que más o menos durante un año me mantuvo comunicada hasta que uno de una nueva generación tecnológica atrajo mis intereses.

Así pasa, la tecnología sobre todo ahora avanza a pasos aceleradísimos y cada vez con más frecuencia estamos dejando en los rincones a esos aparatos desfasados.

Uno de esos grandes retos actuales de la humanidad es actuar frente a la enorme cantidad de  basura tecnológica que producimos.
Cada aparato, ya sea eléctrico o electrónico viejo posee cualidades de aprovechamiento, siempre.  La lista es enorme: teléfonos, electrodomésticos, baterías, televisores, reproductores de música, entre otros muchos más.

Según informan los expertos en materia ambiental como el nicaragüense Kamilo Lara, muchos de ellos tienen contaminantes dentro de sus componentes. Se refiere a plomo, mercurio y cadmio.

Reciclándolos se reducen los peligros de la tecnología en desuso y además representa una importante fuente de ingreso.
Este ambientalista hace un llamado para que la población trabaje en implementar medidas que abonen al desarrollo de un planeta más limpio, y un medio más aprovechable. El reciclaje y el reuso es clave en nuestros tiempos.

Tecnologías de reciclaje en Nicaragua
Por el crecimiento rápido de la telefonía celular cada año millones de celulares son tirados a la basura sin reparar en que estos aparatos contienen químicos peligrosos para el medio ambiente como berilio, cadmio, plomo, níquel y zinc, los que pueden contaminar el suelo y los mantos acuíferos, o bien producir gases tóxicos al momento de su incineración.

En Nicaragua, también se ha desarrollado a través de algunos medios las tecnologías de reciclaje.  Lo que poco se toma en cuenta es que los celulares descartados por los usuarios pueden ser utilizados para el reciclaje, puesto que es un material que podría ser procesado y vuelto a utilizar de diferentes maneras.

Así, podemos notar que cada celular está conformado por distintas partes, cada una con funcionalidad y características distintas, por lo que se les podría dar una nueva manera de utilización que permita evitar el aumento acelerado de la contaminación a causa del consumismo.

La empresa Claro impulsa una campaña que ha sido implementada poco a poco en los medios, en la cual colocan recipientes en diferentes puestos de Atención al Cliente, para que los usuarios de sus servicios tomen el mensaje y reciclen, a criterio de Lara sería importante desarrollar una mayor consciencia acerca del tema y motivar más a la población, es decir masificar el mensaje.

¿Cómo se reciclan los desechos tecnológicos?

* Desmontaje y separación manual: se toman los componentes del aparato manualmente, se separan sus partes  logrando obtener las “aprovechables” y las dañinas. ¡Se puede hacer en casa!

* Reciclaje mecánico: Se realiza una extracción de los materiales del instrumento, para luego ser triturados y que de esta manera se logre llevar a una adecuada utilización dentro de la industria.

* Incineración y refinado: se busca lograr una recuperación de metales, de la manera más precisa posible.

* Reciclaje químico: búsqueda y recuperación de metales preciosos o de las placas de circuitos impresos y componentes químicos presentes.