•  |
  •  |

Impulsar la declaración del Cerro Guisisil como parque ecológico municipal, en León, promover el turismo en el lago de Apanás, el rescate de los bancos concheros de Poneloya, así como el apoyo a pescadores artesanales en Puerto Morazán que restauran las lagunas naturales que se forman en el Delta del Estero Real, en el Golfo de Fonseca, son solo algunas de las iniciativas importantes que merecieron el apoyo del Programa de Pequeñas Donaciones, PPD, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD.

Y es que todo está en función de la preservación del medio ambiente, algo importante a respaldar principalmente en momentos que los efectos del cambio climático impactan más a las poblaciones a nivel mundial.

Una de las instancias que se ha dado a esa tarea es el PPD, que en 107 países trabaja en cinco áreas focales que pretenden disminuir los daños por el cambio climático, conservar la biodiversidad, proteger las aguas internacionales, reducir el impacto de los contaminantes orgánicos persistentes y prevenir la degradación de tierras.

Así 18 proyectos nicaragüenses, más otras iniciativas de comunidades indígenas resultaron seleccionados para brindarles fondos por un monto de medio millón de dólares para el ciclo 2011-2012, que les permita a las comunidades rurales desarrollarse y autosostenerse productivamente.

Salvador Montenegro, del comité ejecutivo de PPD, dijo que la intencionalidad de apoyar estas iniciativas no se hace a corto plazo, sino con una visión de sostenibilidad y capacidad de desarrollo.  A su vez, con el apoyo, se está también buscando la eficiencia energética con estos proyectos, con la construcción de cocinas y hornos mejorados para el resguardo de bosques, además de la conservación de cuencas hidrográficas en aras de promover el turismo comunitario.

La convocatoria de este año para optar a los fondos puso énfasis en las comunidades que habitan en ecosistemas importantes para el país, como áreas protegidas, sitios Ramsar y municipios incluidos en la estrategia de adaptación al cambio climático, por lo que se ejecutarán en Altagracia, Ometepe, Terrabona, Darío, La Concordia, Puerto Morazán, Jinotega, Estelí, Matagalpa, Cinco Pinos, San Pedro del Norte, León y San Ramón.

Apuesta por estilos de vida sostenibles
El PPD está en Nicaragua desde el 2004 y desde entonces ha apoyado con fondos a proyectos innovadores como la construcción de un restaurante solar por las Mujeres Solares de Totogalpa con el fin de promover la energía renovable y la vida sostenible, así también la producción e industrialización de plantas medicinales en la zona protegida Miraflor en Estelí, o el fortalecimiento de actividades agroecoturísticas, integrando los valores culturales comunitarios, agroambientales de los sistemas de producción y procesos agroindustriales que inciden en la cadena de valor del Henequén, en el municipio de Somoto.

Miguel Reyes, en representación del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, dijo que como contra parte la institución está en toda la disposición para que sus delegaciones brinden el apoyo técnico en asesoría o cuando existan problemas ambientales que afecten a la zona.

Aseguró que Nicaragua ha sido uno de los países destacados en el PPD, que mejores resultados ha presentado a los donantes.

Leonie Argüello, encargada del área de ambiente y energía en el PNUD, dijo que para el ciclo 2011-2012 a los proyectos se les asignarán 500 mil dólares. De esto 250 mil dólares para 18 proyectos, y la otra mitad van para una convocatoria especial dirigidos a proyectos de pueblos indígenas. A través de estos se espera beneficiar directamente entre 3 y 4 mil personas.