• |
  • |

Un viaje al fondo marino de científicos nicaragüenses ha documentado la existencia de una rica variedad de corales que habitan en el Pacífico nicaragüense. Una particularidad pues se creía que estas especies no existían en esas aguas.

Según el ecólogo Fabio Buitrago, director del programa Nicaragua Salvaje, las especies están localizadas en más de 100 sitios entre Chacocente y la frontera sur de nuestro país.

En este trabajo les presentamos parte de las especies más comunes anidan en nuestro mar Pacífico.

¿Qué son los corales?


Son animales coloniales pertenecientes al filo Cnidaria, clase Anthozoa. Las colonias están formadas por miles de individuos, pudiendo alcanzar grandes dimensiones. El término “coral” suele usarse para designar los antozoos que generan un esqueleto calcáreo duro, especialmente los que construyen colonias ramificadas; pero también es común denominar coral a especies con colonias compactas e incluso con esqueleto córneo y flexible, como las gorgonias.

El animal conocido como coral mide apenas unos milímetros de diámetro y tiene la capacidad de fijar sobre sus tejidos el calcio disuelto en el mar y así formar las estructuras rígidas.

Son animales carnívoros y se alimentan básicamente de zooplancton. Los pólipos de coral mueren con el tiempo, pero las estructuras calcáreas se mantienen y pueden ser colonizadas por otros pólipos de coral, que seguirán creando estructuras cálcicas generación tras generación. A lo largo de miles o de millones de años se forman grandes estructuras calcáreas conocidas como arrecifes de coral.