•  |
  •  |

 Kukra Hill y Laguna de Perlas padecen condiciones socioambientales muy negativas desde que echó raíces en su suelo la palma africana, cultivo que desarrollan en la zona las empresas Cukra Development Corporation S.A. y Río Escondido.

Un reciente estudio del Centro Humboldt determina que esta actividad está degradando la calidad de vida de las familias que habitan en la zona de influencia de estas empresas, sin obviar la responsabilidad de los colonos, quienes sin ningún tipo de conocimiento de los daños que se origina con la implementación de técnicas inadecuadas han desarrollado el cultivo de palma africana en sus terrenos.

El hallazgo, que no hace sino comprobar toda una serie de denuncias acumuladas sobre esta misma situación, obliga señalar a las autoridades de gobierno competentes, quienes son las responsables por la aplicabilidad de las normativas y leyes de índole ambiental y social, de no hacer nada en pro de que estas personas naturales y jurídicas cumplan lo establecido en las normativas legales del país.

Las autoridades municipales, gobiernos territoriales y sociedad civil son conscientes de la seria problemática por la que están pasando las familias que habitan en la zona de influencia de la palma: daños en la salud, pérdidas económicas, desaparición de especies acuáticas. Todo por la contaminación de las fuentes de agua superficiales, por una gran cantidad de materia orgánica que está siendo depositada a través de las aguas residuales, sin un tratamiento adecuado, proveniente del sistema de tratamiento de la empresa Río Escondido. Los volúmenes de agua residual detectados superan los límites permisibles, establecidos en el Artículo 34 del Decreto 33-95.  El mismo informe refiere que el poder económico de ambas empresas ha incidido en que la población de la comunidad Las Limas retrocedan en sus intenciones por mejorar su calidad de vida y defender sus derechos inherentes, según los instrumentos jurídicos a nivel nacional. “A cambio de esta voluntad, las empresas están facilitando algunos ‘beneficios’ a estas familias, queriendo evitar que las poblaciones sigan liderando los procesos de incidencia frente a las autoridades competentes, a través del apoyo que los medios de comunicación local y Regional han brindado en el transcurso del tiempo”, se lee textualmente.

Historial

En 2004 se emplazaron sin éxito a las empresas Cukra Development Corporation S. A. y Río Escondido, la primera destinada al cultivo en un área aproximada de 70 km2, y la segunda a la extracción del aceite de palma, por la grave contaminación que a la fecha no frena.

De acuerdo al estudio del organismo ambiental a finales del año 2011, las poblaciones que iniciaron con la lucha han retrocedido en sus intenciones.

La principal afectación social ocasionada por el cultivo de la palma africana ha sido la degradación de la calidad de vida de las personas aledañas a las empresas, ya que cada día empeora por las enfermedades en la piel y respiratorias. Este monocultivo también ha contribuido con la inseguridad alimentaria debido a que reemplaza los cultivos tradicionales –alimenticios– que aseguraban la subsistencia de estas familias.

Por lo tanto, es necesario que las autoridades competentes en todos los niveles realicen un mapeo de las zonas que actualmente están siendo utilizadas para el desarrollo del monocultivo de la palma, ya que se ha expandido sin ningún tipo de control, advierte el organismo en sus conclusiones.

Además, es preciso fortalecer las coordinaciones interinstitucionales y multisectoriales con el fin de efectuar monitoreos continuos y eficientes a esta actividad.

Afectaciones ambientales por causa de la Palma Africana
Utilizan los residuos sólidos de la palma para la generación de energía eléctrica a través del proceso de combustión, lo que ocasiona que muchas toneladas de dióxido de carbono sean emanados diariamente a la atmósfera, ocasionando desequilibrio en las condiciones atmosféricas de la zona y perjudicando indirectamente a todas las poblaciones florísticas, faunísticas y humanas.

Contaminación de fuentes hídricas. Una vez la capa superficial del suelo está desprovista de cubierta vegetal, el proceso erosivo aumenta y origina modificaciones en la estructura física y química del suelo, esto ocasiona que los niveles de infiltración disminuyan e incremente la escorrentía superficial que arrastran desechos sólidos y líquidos que contaminan las fuentes receptoras de agua donde son depositados.

Pérdida de biodiversidad: Al estar degradados los suelos y las fuentes de agua, se origina un desequilibrio en las condiciones ambientales de la zona, afectando directamente el hábitat de todas las especies florísticas y faunísticas que habitan en esta. Para el desarrollo del cultivo de palma africana en la zona es necesario eliminar toda especie florística existente, lo que origina que las especies autóctonas estén en peligro de extinción e indirectamente se está afectando a las especies faunísticas, ya que deben de buscar nuevos hábitat donde tengan las condiciones necesarias.

 

(*) La autora es oficial del Centro Humboldt.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus