•  |
  •  |

Unos 4,500 pelícanos han sido encontrados muertos en diferentes playas de Perú durante las últimas tres semanas. Según la explicación están muriendo de hambre. Ocurre que el aumento en casi dos grados de la temperatura superficial del océano, que en esta época otoñal debiera oscilar entre los 14º y 18º, ha provocado que las aves migren hacia el sur en busca de la anchoveta, su alimento exclusivo, que también ha buscado aguas más frías para sobrevivir. El hecho ha obligado a las autoridades de salud y medioambiente de ese país a decretar una alerta sanitaria con recomendación a la población de no ir a las playas donde aparecieron los restos de los animales ni consumir pescado crudo.