•  |
  •  |

Se han rescatado del olvido 48 temas del folklore nicaragüense. sus intérpretes son campesinos, otros intelectuales populares; también hay músicos tradicionales como los “piteros y filarmónicos” de las festividades patronales. También están las voces de los peregrinos promesantes de Santiago; todos han enarbolado la tradición como el estandarte primordial de su vida.

Aquí está “El saber del pueblo” en dos discos compactos con expresiones de todos los costados de Nicaragua. Del norte, del sur, del centro, occidente y del Caribe.

Siguiendo el ejemplo de Anselmo Fletes Bolaños, de Don Salvador Cardenal Argüello, Erwin Krüger, Otto de la Rocha, Ulises González, Carlos Mejía Godoy, Wilfredo Álvarez, César  Ramírez, César Zepeda, Carlos Mántica Cuadra y don Felipe Urrutia, recopilé más de doscientas expresiones folklóricas, y hoy damos a conocer cuarenta y ocho, en una apretada selección.

Los temas fueron grabados en sus casas, en ranchos humildes: a la orilla de un trapiche apagado, en una barrera, en fiestas patronales, en programas televisivos, sin efectos de estudio; aquí están tal como son, fieles a su interpretación original.

Este es folklore musical nicaragüense, canto adentro, canto con tierra mestiza e indígena, con poesía, con alegría, con dolores y patrimonio. Aquí desfilan musicalmente Tata Beto, don Felipe Urrutia, Tellito Flores, Federico Costas, Alfredito Quintero, don Chilo Martínez, don Santiago Potoy  y su pito gigante; Manuel Palacios, don Enrique Sosa Godoy, don Juan Manuel González, Chango Flores, Raúl Somarraba González, Róger Díaz, y con ellos vienen los filarmónicos de San Lorenzo, de Nagarote, Chinandega y Masaya.

Este es “El saber del pueblo”, nuestra riqueza cultural inagotable.