•   Bagdad, Irak  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Como las temperaturas promedio oscilaron alrededor de los 43 grados esta semana, funcionarios iraquíes han decidido intentar desactivar el tipo de enormes protestas públicas que han surgido en años pasados por su fracaso para ofrecer un servicio eléctrico adecuado.

Pero los funcionarios no sólo están tratando de mejorar el tendido eléctrico y los generadores. También esperan que Katie Couric ayude a mantener a la gente relajada.

En más de dos docenas de ubicaciones en toda esta ciudad, funcionarios han colocado gigantescos cartelones de Couric, llamada la “Novia de Estados Unidos” durante su periodo como locutora del programa “Today” en NBC. Desde encima de calles llenas de vapor, o desde paredes reforzadas contra atentados, Couric sonríe a los transeúntes en un anuncio del boletín noticioso diario sobre electricidad que es producido por el gobierno y es transmitido en 11 canales de televisión vía satélite.

“No me da esperanzas sobre la electricidad, pero me gusta ver su rostro hermoso”, dijo Habib Harbi, que vende sandías en el verano y dulces en invierno, mientras miraba al cartel espectacular al otro lado de la calle desde su puesto de frutas.

La gente señala muchos indicadores aquí como evidencia de que la vida ha mejorado desde los días muy oscuros después de que empezó la ocupación. La seguridad sigue siendo motivo de preocupación, con atentados explosivos y tiroteos que cobran vidas al azar. Pero ha mejorado. Sin embargo, uno de los recordatorios más duros de que Irak sigue siendo una nación herida es la incapacidad para ofrecer electricidad adecuada. El Ramadán, cuando los fieles no pueden comer o beber durante las largas horas diurnas, un desafío que se dificulta más por el aire caliente y quieto. Sin energía, no hay abanicos ni acondicionadores de aire.

El Ministerio de Electricidad está haciendo sólo un avance titubeante en la solución de los males energéticos del país, de manera que está tratando de pulir su imagen con una campaña de relaciones públicas que demuestra un grado de sofisticación al estilo de la Avenida Madison, por no mencionar una despreocupación por la ley de derechos de autor.

“Estábamos buscando un rostro brillante y optimista que inspire a la gente a imaginar un mejor futuro para la electricidad”, dijo Musaab al-Mudarrs, el portavoz del Ministerio de Electricidad, quien dijo que los diseñadores habían tomado la imagen de Couric de Internet.

Al-Mudarrs supervisa una bulliciosa oficina de medios en el Ministerio de Electricidad que produce el boletín noticioso diario de cinco minutos, un programa semanal más largo, la campaña de publicidad que incluye a Couric y, pronto, una revista llamada Pueblo y Energía. Dijo que el objetivo detrás del esfuerzo era contrarrestar la percepción del pueblo del ministerio como “sólo sobornos y corrupción”.

Al-Mudarrs dijo que el rostro de la mujer estadounidense fue buscado para la campaña porque mostrar a una mujer iraquí violaría tabús culturales. Y Couric, dijo, estaba vestida adecuadamente en la fotografía – vestía un saco Max Mara café – y tenía la edad adecuada. “No queríamos a alguien que fuera muy vieja o muy joven, y ella tiene una edad intermedia”, dijo. Al-Mudarrs dijo que le preocupaba un poco que “cuando ella se entere, quizá presente una demanda en nuestra contra”.

Pero en una entrevista telefónica, Couric tomó con calma la noticia. “Estoy llamando a mi abogado”, dijo, y añadió rápidamente: “Estoy bromeando”.

Couric, que ha reporteado desde Irak, dijo que los anuncios espectaculares eran “extraños y ligeramente divertidos”, pero le recordaban sus experiencias aquí. “Es ilustrativo de un problema grave, porque cuando estuve en Irak, en el clímax de la guerra, era una enorme penuria para las familias, especialmente en los veranos”, dijo. “Me recordó de lo grave que sigue siendo la situación ahí”.

Durante años, el Ministerio de Electricidad ha soportado la ira de los ciudadanos por la escasez de electricidad que no ha tenido solución pese a nueve años de esfuerzos estadounidenses y muchos dólares. Hace dos candentes veranos, las protestas callejeras por los cortes de energía forzaron a renunciar al ministro de Electricidad. El año pasado, mientras florecía la Primavera Arabe, miles de iraquíes se manifestaron en demanda de mejores servicios y fueron recibidos por balas. Ahora, los gigantescos cartelones que muestran a Couric destacan en una ciudad salpicada de pancartas de hombres religiosos barbados y con turbante.

Uno de los carteles está pegado en los muros reforzados que protegen a una oficina del Ministerio de Electricidad cerca de un bullicioso mercado central. Al otro lado de la calle, comerciantes callejeros pregonan de todo, desde pescado hasta DVDs pirata y albercas infantiles de plástico.

Es poco claro qué efecto está teniendo la campaña de relaciones públicas en los sentimientos de la gente. El programa diario sobre electricidad no ha detonado una conversación nacional. Pero aun cuando las quejas sobre la energía siguen siendo frecuentes, hay pocos indicios de protestas callejeras.

El ministerio dice que la electricidad está mejorando, y algunos residentes están de acuerdo, especialmente aquellos que viven cerca de las oficinas del ministerio. Murtada Khassim, que vende colonia y barras de jabón en una carreta de madera cerca de otro cartelón del rostro sonriente de Couric, y quien vive en un departamento cercano, dijo que había tenido 10 horas continuas de energía en la noche anterior, un mejoramiento sustancial respecto del verano pasado, cuando la mayoría de los residentes tenían apenas unas horas cada día.

Cerca del puesto de sandías, Abu Asil exhibía montones de ropa infantil encima de una caja de cartón. “Dicen que esto son noticias sobre la electricidad”, dijo. “Pero ¿dónde está la electricidad?” Vive en Adhamiya, un enclave sunita en la capital, y dijo que recibía cuatro horas de electricidad cada día.

“El rostro era muy bonito, su sonrisa”, dijo Marwan al-Bayatti, el productor de Internet en el ministerio que diseñó los cartelones. “Era perfecta para nosotros”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus