•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • The New Yorker

Walter de Vries, que por mucho tiempo fue asistente de George W. Romney, lanzó una severa crítica contra Mitt Romney, acusándolo de cambiar de postura política de “manera errática y desconcertante” y de no estar a la altura del distinguido historial de su padre, que fuera gobernador de Michigan.

De Vries, que trabajó para Romney padre en los años 60, escribió que la campaña de Mitt Romney para llegar a la Casa Blanca “es algo muy diferente del tipo de campaña y de conducta como servidor público que vi durante los siete años que trabajé con George Romney, en sus campañas y cuando fue gobernador”.

“Mientras que Mitt da la impresión de que diría y haría cualquier cosa para lograr lo que quiere, o ganar una elección”, indicó, “la fuerza de George Romney como político y servidor público fue su capacidad y determinación de elaborar y mantener posturas políticas congruentes a lo largo de toda su vida”.

La punzante evaluación de De Vries está contenida en un ensayo de unas 700 palabras que distribuyó entre un pequeño grupo de periodistas con quienes él había hablado desde hace un año. Precisó que era el bosquejo de un libro que no sabe si se publicará o no. Un vocero de la campaña de Romney se negó a hacer declaraciones.

Registrado como independiente, que dijo haber votado por Obama en 2008, De Vries ya había expresado sus reservas sobre las posturas políticas de Romney en entrevistas, pero nunca con tanto alcance.

En entrevista telefónica, él dijo que se sintió motivado a escribir el ensayo por la “acumulación” de las acciones de Romney, como su comentario sobre el 47 por ciento de los estadounidenses y su decisión de hacer campaña con Donald Trump.

De Vries agregó que le molestaban también las repetidas referencias que ha hecho recientemente Romney a su padre como inspiración e influencia para él.

“De plano no la veo”, dijo. “¿Dónde está? ¿En sus posiciones ante los problemas? No. ¿En la forma en que hace campaña? Tampoco.”

De Vries agregó: “George nunca se hubiera mostrado con gente como Sheldon Adelson y Donald Trump.”

(Adelson es un magnate de los casinos que es también uno de los principales donadores de los súper comités de acción política que apoyan a Romney.)

De Vries dijo que quisiera ver que el Partido Republicano regresara a sus raíces moderadas y anunció su intención de votar por Obama el día de las elecciones.