•   Delray Beach, Florida  |
  •  |
  •  |
  • The New Yorker

Mitt Romney estará participando en su propia versión política del “Fútbol americano de lunes por la noche” cuando enfrente al Presidente Barack Obama en su debate final del ciclo de campaña, pero la mañana del domingo, Romney se tomó un descanso en su preparación para el debate para hacer una escala en un emparrillado de otro tipo: un partido en la playa de fútbol americano bandera entre miembros de los medios noticiosos e integrantes del personal de Romney.

El candidato republicano, vestido con pantaloncillos negros, una playera Adidas negra y zapatillas deportivas grises, descendió a la playa después de pasar la mañana en la iglesia, y dio inicio al partido con un lanzamiento de moneda. (La prensa ganó esa parte, con un pedido de “cruz”, provocando una ocurrencia de Romney: “Esa es la última petición que se les cumple”.)

“Veamos, miren al capitán, Gail es el capitán, ¿verdad?”, dijo Romney, refiriéndose a Gail Gitcho, el director de comunicaciones de la campaña. “Te tengo un brazalete”.

Romney entonces entregó a Gitcho un brazalete de goma blanca que decía: “Miradas límpidas, corazones plenos, Estados Unidos no puede perder”, un aparente giro del lema de la popular serie de televisión “Friday Night Lights”, que Romney ha empezado a citar recientemente durante la campaña.

“¿Quién es el experimentado aquí? ¿Quién es, quién es?”, preguntó Romney a los reporteros reunidos. Luego, volviéndose a su personal de campaña, vestidos con playeras rojas, preguntó: “¿Dónde está Chris Christie cuando lo necesitamos? Él es nuestra línea”.

Señalando al senador Rob Portman de Ohio, que ha estado haciendo el papel de Obama en las sesiones de práctica para el debate, Romney añadió: “Senador, ¿listo para empezar?”

Además de Portman y Gitcho, el Equipo Romney incluyó a Austin Barbour, un subalterno de un miembro importante del equipo de estrategia; Eric Fehrnstrom, asesor destacado; Peter Flaherty, otro asesor destacado; Ed Gillespie, estratega destacado; Ron Kaufman, asesor destacado; y Bob White, el presidente de la campaña.

(Información completa: Esta reportera también jugó, ganando el lanzamiento de moneda para su equipo, pero no haciendo nada más en cuanto a acumulación de yardas”.

Hay una larga historia de candidatos y los miembros de su personal que ocasionalmente interactúan con los reporteros a nivel social. El senador John McCain de Arizona fue anfitrión de una comida al aire libre para los medios en su casa de Sedona, Arizona, hace cuatro años, y luego el senador Obama una vez jugó “Taboo” en su avión chárter con reporteros en 2008. Al menos un miembro del cuerpo de prensa itinerante de Obama hace cuatro años también alguna vez participó en sus partidos de básquetbol improvisados.

Romney dijo en broma que su equipo debería tratar de ganar a toda costa.

“No se preocupen por las lesiones, chicos; esto cuenta”, dijo. “¡A ganar!”

Durante su breve aparición en la playa, Romney también recibió – e ignoró – varias preguntas sobre la noticia del día.

“Gobernador, como presidente, ¿estaría abierto a conversaciones frente a frente con Irán?”, preguntó un reportero tras un artículo de The New York Times que sugiere que esas conversaciones estarían ciernes. Las otras dos preguntas tuvieron que ver con las recientes cifras de los sondeos y el debate de la noche del lunes.

Garrett Jackson, guardaespaldas de Romney, trató de desviar las preguntas: “Chicos, este es un partido de fútbol americano”, dijo. “Vamos. ¿Están bromeando?”

“Pensé que estaba hablando de conversaciones frente a frente con el presidente”, dijo Romney riendo. “Estaba a punto de responder”.

Después de que Romney se fue y el partido estaba en su apogeo, su esposa, Ann, hizo una breve aparición. Después de vitorear desde la orilla, finalmente decidió participar. Con el Servicio Secreto fungiendo como su línea ofensiva, lanzó un pase de anotación para empatar el partido a 7-7.

El juego terminó pronto; los colaboradores de Romney necesitaban prepararse para el debate, y los reporteros tenían artículos que enviar.

El marcador final: Un empate de 14-14.