•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • The New York Times

Cuando se trabaja con una fecha límite o se tiene enfrente un proyecto particularmente espinoso, puede ser tentador intentar seguir durante períodos largos. Pero la capacidad del cerebro para enfocarse sólo dura aproximadamente 90 minutos antes de necesitar un descanso. Si ignora las señales de su cuerpo de que necesita descansar – dificultad para concentrarse, intranquilidad física, irritabilidad _, su productividad menguará. En cambio, enfoque completamente su energía en ciclos de 90 minutos. Fije una alarma, desconecte el teléfono, cierre ventanas innecesarias en su computadora y ponga un letrero en la puerta de la oficina. Cuando se cumpla el tiempo, tome un necesitado descanso, incluso si está embalado – salga a caminar, encárguese de una tarea fácil, lea un artículo, etc. Una vez descansado, vuelva a su estado de enfoque.

(Adaptado de “Guide to Getting the Right Work Done”, de Harvard Business Review).

Maneje a un empleado desafiante (y valioso)

 

El genio a menudo viene con desventajas. Si tiene en su equipo a un empleado valioso (pero desorganizador), pruebe estas tácticas de manejo:

* Entienda los riesgos. Su trabajo consiste en equilibrar la cohesión y creatividad en el equipo. Si el empleado está afectando la cultura negativamente, sopese los costos de mantenerlo a bordo.

* No reprima a la gente. Las limitaciones del empleado pudieran ser la misma fuente de su talento. Tomemos por ejemplo a un “enfermo controlador” que quiere adueñarse por completo de un proyecto. Si lo ve como estilo de trabajo y no como dificultad, y tal vez le encarga otro proyecto, puede apalancar su talento en lugar de aplastarlo.

* Mantenga las cosas en movimiento. Facilite a los individuos creativos suficiente independencia para que innoven, pero después haga avanzar el proyecto con individuos que puedan actuar.

(Adaptado de “How to Manage Your Smartest, Strangest Employee”, de Jeff Stibel).

Ayude a romper el hábito de un colega que hace varias cosas a la vez

 

En estos días todo mundo está intentando hacer varias cosas a la vez. Pero es frustrante trabajar con alguien que no deja de mirar el teléfono o que incluso recibe llamadas en medio de una reunión. Si la incapacidad de un compañero de trabajo para concentrarse lo está arrastrando, pruebe estas tres tácticas:

* Dígaselo. No todo mundo es consciente de sus acciones. Señalar el comportamiento podría hacer que su compañero le ponga atención y que vea cómo lo está afectando.

* Encuentre un nuevo horario para reunirse. Sugiera reprogramar la reunión a un horario en que pueda enfocarse. Pruebe al principio del día de trabajo, antes que los correos electrónicos del día empiecen a llegar.

* Desconéctese físicamente. Capte su atención moviéndose a otra parte de la sala. Entonces dependerá de él reconectarse cuando termine de hacer lo que esté haciendo.

(Adaptado de “Multitasking’s Real Victims”, de Daniel Gulati).

Haga funcionar una relación de dos carreras

 

Muchas relaciones no funcionan por motivos laborales: demasiados viajes, muy poco tiempo juntos y demasiados traslados. No es fácil, pero es posible manejar una relación y dos carreras. A continuación tres consejos para lograrlo:

* Maneje activamente las expectativas. Las expectativas tácitas a menudo llevan a desilusión y falta de comunicación en una relación. Sea claro con lo que quieren y necesitan mutuamente respecto a rutinas diarias y formas de trabajar.

* Programe a su esposa. Dedique el mismo esfuerzo a hacer tiempo para estar juntos que el que dedicaría a programar trabajo y otros eventos sociales.

* Lleve el trabajo a casa y la casa al trabajo. El trabajo y la familia no deberían ocupar esferas completamente separadas. Encuentre formas de integrarlos cuidadosamente. Cree oportunidades para que su pareja conozca a sus colegas y haga tiempo para conocer el o la de ellos.

(Adaptado de “How 2-Career Couples Stay Happy”, de Jackie Coleman y John Coleman).

Mantenga el control al conducir una entrevista de trabajo

 

Al entrevistar a un candidato, su meta es aprender lo más posible para tomar una decisión informada. De usted depende mantener enfocada la conversación y fomentar que el candidato hable. Usted debería hacer la mayoría de las preguntas y ser el que más escuche. Si el aspirante se desvía, educadamente redirija la conversación al tópico.

Use frases como “hace rato decía que .” o “cuénteme más sobre .” Resuma regularmente lo que escucha para confirmar lo que se ha dicho, haga transiciones a otros tópicos y limite los comentarios de un aspirante que hable mucho. Un ejemplo de este tipo de resumen sería: “¿Lo que está diciendo es que hubo un período de seis meses en que supervisó a 20 personas en dos departamentos? Eso debió haber sido difícil. ¿Cómo se mantuvo organizado y al tanto de lo que pasaba?”

(Adaptado del Módulo en Internet de Harvard: “ManageMentor: Hiring”).

Temas de conversación al poner nombre a sus hijos, los padres inadvertidamente hacen referencia a huracanes

 

9 por ciento: Los nombres de bebés que empiezan con K, como Karl y Katie, se volvieron aproximadamente 9 por ciento más populares luego del huracán Katrina, lo que evidencia que la decisión de los padres sobre el nombre de sus hijos está influenciada por el sonido de nombres en las noticias, según un equipo encabezado por Jonah Berger, de la Escuela Wharton de la Universidad de Pensilvania. Entre más dañino y, por tanto, prominente sea un huracán, más populares son nombres que contengan sonidos similares a la designación de la tormenta. También es posible que productos comerciales se vuelvan más populares si sus nombres suenan como otras cosas que han tenido difusión recientemente, sugieren los investigadores.

(Fuente: Ciencia Psicológica).

Los estadounidenses son menos cautos respecto a sus compañeros de trabajo en facebook

 

59 por ciento:  Entre estadounidenses de 18 a 25 años, 59 por ciento informa no restringir su perfil de Facebook a sus compañeros de trabajo – el mayor porcentaje de los 11 países cubiertos en el sondeo de AVG Technologies entre más de 4,000 jóvenes. Italia es el segundo, con 58 por ciento, seguido por España (54 por ciento), Alemania (51 por ciento), Francia (50 por ciento), Australia (38 por ciento), Canadá (45 por ciento), Reino Unido (33 por ciento), Nueva Zelanda (33 por ciento), República Checa (30 por ciento) y Japón (27 por ciento). La mayoría de los participantes admitió nunca haber auditado su perfil ni limpiado contenido que pudiera afectar su carrera profesional.

 

(Fuente: AVG Technologies).

Un poco de clases de música en la infancia ayuda bastante

 

90 por ciento: Aprender sobre un ritmo, tono y melodía durante 20 días incrementó la puntuación de inteligencia verbal de los preescolares en un promedio de aproximadamente 20 por ciento, con más de 90 por ciento de los niños mostrando mejoras, según un estudio encabezado por Sylvain Moreno, del Instituto de Investigación Rotman, en Toronto. La música y el lenguaje parecen estar estrechamente relacionados en el cerebro: el procesamiento de la música podría traslaparse con mecanismos para el manejo de otras actividades cognitivas, sugieren los investigadores. Un programa similar de capacitación en artes visuales, empero, no generó mejoras en la inteligencia verbal.

(Fuente: Ciencia Psicológica).

Empresa tabacalera estatal se lucra de la adicción de China

97 por ciento: El mercado del tabaco en China –donde fuma una cuarta parte de la población y donde se consume más de un tercio de los cigarrillos de todo el mundo– está dominado por una empresa: la estatal China National Tobacco Corp., cuyas tres docenas de marcas acaparan colectivamente 97 por ciento de la participación de mercado y generan decenas de miles de millones en ganancias, según The Wall Street Journal. Más de un millón de personas mueren cada año en China a consecuencia de enfermedades relacionadas con el tabaco, cifra que según las autoridades podría triplicarse en 2030.

(Fuente: The Wall Street Journal).

Los equipos más chicos son más rápidos

16 minutos más rápidos: Los equipos de dos personas tardan un promedio de sólo 36 minutos para armar una figura humana con 50 piezas de Lego, actividad que requiere 52 minutos entre equipos de cuatro personas, según un experimento realizado por Bradley R. Staats, de la Universidad de Carolina del Norte, Katherine L. Milkman, de la Escuela Wharton de la Universidad de Pensilvania, y Craig R. Fox, de la UCLA. Además, la gente consistentemente subestima el tiempo adicional que necesitan los equipos más grandes, con el error pronosticado volviéndose mayor conforme los equipos se hacen más grandes. Aumentar el tamaño de un equipo puede obstaculizar la coordinación, disminuir la motivación de sus miembros e incrementar el conflicto, sugieren los investigadores.

(Fuente: Procesos de Comportamiento Organizacional y Decisión Humana).

Para comprar este artículo, le rogamos visitar nuestro sitio de la Web www.nytsyn.com/contact y comunicarse con uno de los representantes de ventas de The New York Times Syndicate enlistados allí y que sirva a su área. Para obtener ayuda técnica favor de hablar al 1-800-972-3550 o 1-212-556-5117.

Un poco de clases de música en la infancia ayuda bastante