•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • The New Yorker

Si quiere fomentar que la gente tome riesgos sanos, tiene que asegurarse que las personas no teman al fracaso. El primer paso para ello es definir cómo es un fracaso inteligente – un proyecto concienzudo y bien planeado que por alguna razón no funcionó. Es probable que todos los de su organización sepan qué es el éxito. Muchos menos saben qué es un fracaso inteligente. Especifique qué directrices, enfoques o procesos caracterizan la toma de riesgos inteligente. Provea ejemplos claros de fracasos inteligentes y fracasos tontos y discuta por qué son diferentes. Señale qué tienen en común los fracasos inteligentes para que la gente sepa cómo estructurar sus experimentos. Si no lo define, todas las fallas lucen arriesgadas y ese tipo de esquema mental acabará con su creatividad.

(Adaptado de “To Increase Innovation, Take the Sting Out of Failure”, de Doug Sundheim).

DESCUBRA QUÉ TAN CALIFICADO REALMENTE ES UN ASPIRANTE

El objetivo de una entrevista de trabajo es asegurarse que el aspirante tenga las capacidades necesarias para hacer el trabajo. Pero aparte de las referencias, ¿cómo puede determinar si un empleado potencial de hecho sabe lo que afirma saber? A continuación dos consejos para descubrir hasta dónde llega el conocimiento y experiencia de una persona:

PREGUNTE “¿CÓMO?” Y “¿POR QUÉ?” Cuando un entrevistado se base en una historia de éxito, profundice para entender lo más que pueda. Siga preguntando “¿Cómo lo hizo?” o “¿Por qué?” hasta llegar a una pregunta que el aspirante no pueda contestar. Esto no siempre es cómodo pero iluminará sus verdaderas capacidades.

TRAIGA A UN COMPAÑERO PARA LA ENTREVISTA. Cuando dos personas conducen una entrevista, uno puede enfocarse en hacer las preguntas indicadas y el otro puede escuchar atentamente las respuestas.

(Adaptado de “The Right Way to Conduct a Job Interview”, de Michael Mauboussin).

EVITE CLICHÉS VISUALES AL HACER UNA PRESENTACIÓN

Si quiere comunicar que las metas de su proyecto dan “justo en el blanco”, resulta tentador presentar a sus colegas la ya demasiado familiar imagen de dardo que da en el centro de un tablero. Pero nada aburre más a la audiencia que un cliché visual. Para lograr que su presentación destaque, deseche los primeros conceptos visuales que se le ocurran. Son en los que todo mundo también piensa. Haga una lluvia de ideas para cada concepto y así avanzar a imágenes frescas y sorprendentes. Para ilustrar una sociedad, olvídese de la imagen de un apretón de manos frente a un globo terráqueo. En cambio, opte por una imagen de un ecosistema de arrecifes o una foto elegante de Fred Astaire y Ginger Rogers.

Si intenta presentar el concepto de seguridad, evite el candado y la llave. Pruebe con un perro Doberman o un frasco de gas pimienta. Es mucho más probable que su audiencia recuerde lo que tiene que decir si viene con imágenes inesperadas.

(Adaptado de “Guide to Persuasive Presentations”, de Harvard Business Review).

MANTENGA LAS SESIONES DE INNOVACIÓN CORTAS Y ENFOCADAS

Juntar gente con distintas formaciones para que haga una lluvia de ideas creativa para resolver un problema – actividad de otra forma conocida como “sesionar” – se ha convertido en una forma popular de descubrir ideas. Aunque el proceso es ampliamente publicitado, muchas compañías luchan para que funcione. A continuación tres reglas de oro para ayudarse:

DEJE QUE LOS PARTICIPANTES ESCOJAN. Es un error asignar gente a un reto. Verá mucho más energía creativa si deja que los participantes decidan en qué problemas trabajar.

MANTENGA CHICO AL EQUIPO. No deje que todo mundo se involucre. En cambio, cree equipos de no más de cuatro personas. Este tamaño permite diversidad pero también posibilita que el equipo se adentre rápido.

DEFINA CLARAMENTE AL PROBLEMA. Asegúrese que todo mundo entienda los retos comerciales, tecnológicos y de otra índole involucrados para que ningún miembro del equipo intente resolver un problema distinto.

(Adaptado de “Make Your Next Innovation Jam Work”, de Alessandro Di Fiore).

RENUNCIE POR COMPLETO AL CORREO ELECTRÓNICO

Si todos los días pasa horas intentando estar al corriente con una enorme bandeja de entrada, pruebe una solución extrema: déjelo. Sí, escuchó bien, deje de revisar su correo electrónico. En cambio, pruebe otras herramientas. Use su blog para publicar actualizaciones sobre su trabajo en lugar de enviar un mensaje a una enorme lista de distribución. Pruebe Basecamp u otra herramienta de manejo de proyectos para comunicarse con los miembros del equipo. Conéctese a Skype para una conversación rápida en lugar de intercambiar 14 mensajes. Los chat, mensajes de texto y mensajes directos en Twitter con buenos para un riguroso intercambio de mensajes de forma eficiente y confidencial. Saque su dirección de correo electrónico de su tarjeta de presentación y de su página de Internet y fomente que cualquiera que necesite contactarlo tome el teléfono. Esto pudiera parecer radical – porque lo es. Si este experimento no funciona, siempre puede volver a su bandeja de entrada, pero tenga en mente estas prácticas alternativas de comunicación antes de apretar el botón de “enviar”.

(Adaptado de “Guide to Getting the Right Work Done”, de Harvard Business Review).

TEMAS DE CONVERSACIÓN

1,500 DÓLARES: Un sistema de incentivos que apuntaba a reducir la tardanza en una lavandería comercial terminó reduciendo al productividad en 1.4 por ciento, costando a la planta casi 1,500 dólares mensuales, informan Ian Larkin, de la Escuela de Negocios de Harvard, Lamar Pierce y Timothy Gubler, estudiante de doctorado en la Universidad de Washington, en San Luis. El programa, bajo el que los empleados con asistencia perfecta eran elegibles para sorteos de tarjetas de regalos, suprimió la motivación intrínseca de los trabajadores para portarse bien, y el aspecto monetario del premio pudo haber alentado que los empleados jugaran con el sistema, sugieren los investigadores.

(Fuente: Escuela de Negocios de Harvard).

HAGA MÁS FELICES A LOS CLIENTES AYUDÁNDOLOS A ACEPTAR SUS DECISIONES

6.03 VERSUS 4.78: Los participantes de una investigación que cubrieron una bandeja con una tapa transparente luego de escoger un chocolate entre una amplia selección se sintieron más satisfechos con su elección (6.03 versus 4.78 en escala de cero a siete, en promedio) que la gente que no tapó la bandeja, informa un equipo encabezado por el estudiante de doctorado Yangjie Gu, de la Escuela de Negocios de Londres. Los actos de “cierre”, como tapar las alternativas rechazadas, inducen a la gente a dejar de ponderar las oportunidades pasadas. Las compañías podrían incrementar la satisfacción tomando medidas simples para permitir que sus clientes hagan la paz con sus decisiones, sugieren los investigadores.

(Fuente: Universidad de Pensilvania).

SI TIENDE A LAS DISTRACCIONES, LAS CLASES DE ATENCIÓN PUEDEN AYUDAR

16 PUNTOS PERCENTILES: Una serie de ocho sesiones de 45 minutos de capacitación en “atención”, donde los participantes aprenden a enfocarse en solo un aspecto de experiencia, como respirar, lleva a mejoras en pruebas estandarizadas análogas a 16 puntos percentiles, en promedio, informa un equipo encabezado por Michael D. Mrazek, de la Universidad de California, en Santa Bárbara. Para la gente que lucha para mantenerse enfocada, las clases de atención parecen sofocar los pensamientos que los distraen, explican los investigadores.

(Fuente: Ciencia Psicológica).

CADA CONFERENCIA A LA QUE ASISTE GENERA NUEVOS PUESTOS DE TRABAJO

ENTRE DOS Y CINCO PUESTOS: Cien habitaciones de hotel adicionales ocupadas por año en una ciudad dada de Estados Unidos generan un promedio de entre dos y cinco puestos de trabajo en industrias locales como construcción, venta al menudeo y servicio médico, según un estudio de 20 años de información realizado por Vrinda Kadiyali y Renáta Kosová, de la Universidad de Cornell. Estos efectos económicos positivos resultan principalmente de gente que se queda en hoteles de servicio completo que apuntan a clientes ricos, gente que viaja por negocios, familias y conferencias.

(Fuente: Ciencias Regionales y Economía Urbana).

ESCOGER UN PRODUCTO HERMOSO LO CONVIERTE EN UNA PERSONA MÁS ABIERTA

5.6 VERSUS 4.7: Los participantes de una investigación que hicieron compras hipotéticas de cafeteras y otros artículos sumamente estéticos subsecuentemente se volvieron más abiertos al punto de vista de los demás, calificando la validez de un artículo sobre pruebas con animales con una puntuación de 5.6 en escala de siete, en comparación con el 4.7 de las personas que habían escogido productos menos estéticos, informan Claudia Townsend, de la Universidad de Miami, y Sanjay Sood, de la UCLA. Los resultados muestran que escoger un producto sumamente estético tiene el mismo impacto psicológico sobre las personas que un ejercicio de autoafirmación como escuchar los valores personales. El diseño de producto toca a los consumidores en formas profundamente personales, sugieren los investigadores.

(Fuente: Revista de Investigación del Consumidor).

Para comprar este artículo, le rogamos visitar nuestro sitio de la Web www.nytsyn.com/contact y comunicarse con uno de los representantes de ventas de The New York Times Syndicate enlistados allí y que sirva a su área. Para obtener ayuda técnica favor de hablar al 1-800-972-3550 o 1-212-556-5117