•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • The New York Times

Con la esperanza de dar nuevo significado al término “luz natural”, un pequeño grupo de aficionados a la biotecnología y emprendedores ha iniciado un proyecto para desarrollar plantas que brillan, potencialmente abriendo el camino a árboles que puedan reemplazar a las luminarias en las calles y a flores en maceta lo suficientemente luminosas para leer a su lado.

El proyecto , que usará una sofisticada forma de ingeniería genética llamada biología sintética, está atrayendo la atención no sólo por su audaz objetivo, sino por la manera en que se está llevando a cabo.

En vez de ser obra de una corporación o un laboratorio académico, será hecho por un pequeño grupo de científicos aficionados en uno del creciente número de laboratorios comunales que están surgiendo en todo Estados Unidos conforme la biotecnología se vuelve lo bastante barata para dar paso a un movimiento de hágalo usted mismo.

El proyecto también está siendo financiado en un estilo de hágalo usted mismo: Ha atraído más de 250,000 dólares en promesas de uno 4,500 donadores en alrededor de dos semanas en el sitio web Kickstarter.

El esfuerzo no es el primero de su tipo. Un grupo universitario creó una planta de tabaco brillante hace unos años implantando genes de una bacteria marina que emite luz. Pero la luz fue tan tenue que sólo podía percibirse si uno observaba la planta por al menos cinco minutos en una habitación oscura.

Los objetivos del nuevo proyecto, al menos inicialmente, son similarmente modestos.

“Esperamos tener una planta que se pueda ver visiblemente en la oscuridad (como la pintura que brilla en la oscuridad), pero no espere reemplazar sus bombillas eléctricas con la versión 1.0”, dice la página de Kickstarter del proyecto.

Pero parte del objetivo es más controversial: promover la biología sintética del hágalo usted mismo e “inspirar a otros a crear nuevas cosas vivientes”. Aunque pudiera parecer prometedor a algunos, sus críticos están alarmados ante la idea de componedores que creen cosas vivientes en sus cocheras. Temen que pudieran ser creados organismos maliciosos, ya se intencionalmente o por accidente.

Dos organizaciones ambientales, Friends of the Earth y el ETC Group, han escrito a Kickstarter y al Departamento de Agricultura de Estados Unidos, que regula los cultivos modificados genéticamente, en un esfuerzo por cancelar el esfuerzo de las plantas brillantes.

El proyecto “probablemente resultará en una dispersión extendida, al azar e incontrolada de las semillas biomanipuladas y las plantas producidas a través de técnicas polémicas y riesgosas de biología sintética”, dijeron los dos grupos en su carta en demanda de que Kickstarter retire el proyecto de su sitio web.

Señalan que el proyecto ha prometido entregar semillas a muchos de sus 4,000 contribuyentes, volviéndole la primera dispersión ambiental intencional de un organismo de ‘biología sintética’ declarada en el mundo”.

Kickstarter dijo a los críticos que plantearían sus inquietudes a los organizadores del proyecto. El Departamento de Agricultura no ha respondido aún.

Idea surgió de un emprendedor

Anthony Evans, el gerente del proyecto de la planta brillante, dijo en una entrevista que la actividad sería segura.

“Lo que estamos haciendo es idéntico a lo que se ha hecho en laboratorios de investigación y grandes instituciones durante 20 años”, dijo. Sin embargo, añadió: “Estamos muy conscientes del precedente que estamos estableciendo” con el proyecto de hágalo usted mismo y que parte del dinero recaudado sería usado para explorar temas de política pública.

Biología sintética es un término nebuloso y es difícil decir cómo, si acaso, difiere de la ingeniería genética.

En su forma más simple, la ingeniería genética involucra extraer un gen de un organismo y pasarlo al ADN de otro. La biología sintética típicamente involucra sintetizar el ADN que será insertado, ofreciendo la flexibilidad de ir más allá de los genes encontrados en la naturaleza.

El proyecto de la planta brillante es idea de Evans, un emprendedor de tecnología en San Francisco, y Omri Amirav-Drory, un bioquímico. Se conocieron en Singularity University, un programa que introduce a los emprendedores con la tecnología futurista.

Amirav-Drory dirige una compañía llamada Genome Compiler, que produce un programa que puede usarse para diseñar secuencias de ADN. Cuando se hace la secuencia, se transmite a una empresa de pedidos por correo que sintetiza el ADN.

Kyle Taylor, que recibió su doctorado en biología molecular y celular en Stanford el año pasado, estará a cargo de poner el ADN sintético en la planta. La investigación se hará, al menos inicialmente, en BioCurious, un laboratorio comunal en el Valle del Silicio que se describe como un “espacio de hackers para la biotecnología”.

La primera planta que el grupo está modificando es la Arabidopsis thaliana, parte de la familia de la mostaza y la rata de laboratorio del mundo botánico. Los organizadores esperan avanzar luego a un rosa brillante.

Los científicos ha producidos desde hace tiempo criaturas luminiscentes para propósitos de investigación, incluido uno o más monos, gatos, cerdos, perros y gusanos. El pez cebra brillante se ha vendido en algunas tiendas de peces durante años.

Estas criaturas típicamente tienen el gen para una proteína fluorescente verde, derivada de una medusa, ligada a su ADN. Pero brillan sólo cuando se proyecta luz ultravioleta sobre ellos.

Departamento de Agricultura no pone objeciones

Otros que se remontan a los años 80 han trasplantado el gen del luciferase, una enzima usada por las luciérnagas, a las plantas. Pero el luciferase no funcionará sin otro químico llamado luciferin. Así que las plantas no brillan a menos que se les suministre constantemente luciferin. En 2010, investigadores de la Universidad Stony Brook reportaron en la revista especializada PLOS One que habían creado una planta de tabaco que brillaba totalmente por sí solo, aunque tenuemente. Ligaron en la planta los seis genes de una bacteria marina necesaria para producir luciferase y luciferin.

Alexander Krichevsky, que encabezó esa investigación, ha iniciado una compañía, BioGlow, para comercializar las plantas brillantes, empezando con ornamentales, ya que sigue siendo poco práctico reemplazar las bombillas eléctricas.

“¿Le gustaría que sus hermosas flores brillaran en la oscuridad?”, dijo, invocando el follaje luminiscente en la película “Avatar”.

Krichevsky declinó hablar más de los productos, cronogramas o el respaldo de los inversionistas de su compañía, que tiene su sede en San Luis.

Falta por ver si es posible llegar a reemplazar las bombillas eléctricas y depende en cierto grado de cuánta energía de la planta pueda dedicarse a la producción de luz mientras se permite aún el crecimiento de la planta. Evans dijo que su grupo calculaba, aunque con muchas suposiciones, que un árbol que cubra un área de terreno de 10 por 10 metros podía ser capaz de proyectar tanta luz como una luminaria de calle.

Aunque el Departamento de Agricultura de Estados Unidos regula las plantas modificadas genéticamente, lo hace aplicando una ley que cubre a las pestes de plantas.

BioGlow ya ha obtenido una carta del departamento que dice que no necesitará aprobación para distribuir sus plantas luminiscentes porque no son pestes botánicas, y no se hacen usando pestes de plantas. El proyecto de aficionados espera conseguir la misma excención.

Todd Kuiken, destacado asociado de investigación en el Centro Woodrow Wilson, en Washington, que ha estado estudiando el control del gobierno sobre la biología sintética y el movimiento de hágalo usted mismo, dijo que el proyecto de las plantas brillantes era un caso de prueba ideal.

“Expone las grietas y huecos en la estructura regulatoria, aunque es, diría yo, un producto seguro en la gran trama de cosas”, dijo Kuiken. “Se debe echar una mirada en serio al sistema regulatorio para ver si puede manejar los interrogantes que planteará la biología sintética”.

 

Organizaciones opositoras

Friends of the Earth y el ETC Group, han escrito a Kickstarter y al Departamento de Agricultura de Estados Unidos, que regula los cultivos modificados genéticamente, en un esfuerzo por cancelar el proyecto o de las plantas brillantes.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus