• |
  • |

Por Sandra E. García

El blanqueamiento de la piel es una industria de miles de millones de dólares en los países predominantemente de raza negra, pero algunos gobiernos quieren que eso cambie.

Ruanda es uno de ellos. Señalando los perjudiciales efectos para la salud de las sustancias químicas, el País ha iniciado medidas enérgicas para hacer cumplir su prohibición a los agentes blanqueadores, en especial la hidroquinona y el mercurio, que se hallan en los cosméticos.

“Hemos estado realizando inspecciones en cosméticos para asegurarnos de que estén libres de hidroquinona y mercurio”, dijo Simeon Kwizera, vocero del Consejo de Normas de Ruanda. “Estamos confiscando algunos cosméticos, inspeccionando tiendas y mercados y aconsejando a los vendedores”.

En Ruanda y otros países, la gente usa cosméticos para blanquear la piel porque siente que la piel más clara es la ideal o es indicador de un estatus social más alto.

Las personas con piel oscura no necesariamente ven a personas como ellas en los anuncios panorámicos, películas y comerciales, y las celebridades de piel oscura a veces se vuelven más populares tras aclararse la piel.

Todo esto hace que sea más fácil creer que la piel más oscura no es considerada igual de hermosa.

La industria del blanqueamiento de la piel es impulsada no sólo por países africanos, sino también por naciones como India, China, Corea del Sur y muchos países del Caribe.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el 61 por ciento del mercado dermatológico en India consiste en productos para aclarar la piel.

En Nigeria, el 77 por ciento de las mujeres emplea productos aclaradores con regularidad, y en Sudáfrica lo hace el 59 por ciento, reportó la organización.

Usar estos productos a menudo requiere exposición a la hidroquinona y el mercurio, que son los principales ingredientes en la mayoría de los productos aclaradores de la piel y perturban o suprimen la producción de melanina, explicó Carlos Charles, dermatólogo y fundador de Derma di Colore, un consultorio en Nueva York.

De los dos, el mercurio es más peligroso. Puede causar daño renal, y también se sabe que causa sarpullido, cicatrices, ansiedad, depresión, psicosis y neuropatía periférica, así como reduce la resistencia de la piel a infecciones bacterianas y micóticas, de acuerdo con la OMS.

En cuanto a la hidroquinona, “uno puede toparse con problemas cuando la usa en una concentración muy alta”, señaló Charles. “Puede causar sarpullido. Lo que es más serio es que si se usa en una alta concentración durante un periodo prolongado, puede causar ocronosis, en la que, paradójicamente, se puede oscurecer la piel”.

Algunos países han prohibido las cremas blanqueadoras, o el uso de mercurio e hidroquinona en ellas. Para eludir estas prohibiciones, algunos productores de cosméticos, al ver las oportunidades de lucro, cambian el nombre de los agentes a fin de vender sus productos, dijo Kwizera.

“Algunos fabricantes engañan a los clientes”, indicó, al hacer cosas como crear numerosas marcas falsas. “Crean más de 80 marcas sólo para cambiar el nombre”.

Kwizera cree que los productos con hidroquinona entraban principalmente de contrabando a Ruanda. Paul Kagame, el Presidente del País, respaldó las medidas enérgicas en Twitter, calificando de dañino al blanqueamiento de la piel.

The New York Times