• |
  • |

LONDRES — ¿A quién no le gustaría una nueva versión del “Rey León” de Disney, estelarizada por Beyoncé e incluyendo a un suricato y a un facóquero cantando una canción que incluye la frase en swahili “Hakuna Matata”? Al 10 de enero, a más de 180 mil personas. La frase significa “no hay problema”, pero para Disney no es así de sencillo. Enojados respecto a la apropiación cultural, decenas de miles de personas habían firmado una petición en línea que hacía un llamado a la compañía a anular su marca registrada de la frase, que la compañía tramitó en 1994. “El término ‘Hakuna Matata’ no es una creación de Disney, por lo tanto no es una violación a propiedad intelectual o creativa, sino un ataque al pueblo swahili y a África como un todo”, reza la petición. El debate parece haberse intensificado después de que una columna en el periódico keniano Business Daily señaló a “la rapacería de la cultura africana a través de los años, mediante el uso de derechos de propiedad intelectual”. “Hakuna Matata” es una expresión común en swahili, un idioma que se habla en gran parte del continente africano. Los expertos dijeron que la marca registrada no significa que la compañía sea dueña de la frase o que pueda prohibir que alguien la utilice. Disney tramitó la marca registrada para prendas de vestir que vende en Estados Unidos para evitar que otras compañías explotaran su marca. La marca registrada de Disney no prohibe que personas impriman la frase en prendas de vestir aleatorias, siempre y cuando no tenga vínculo con la película o con Disney. La marca registrada no ha detenido la piratería. Mercados en toda África venden camisetas no autorizadas impresas con los personajes de “El Rey León”. Sin embargo, la petición, originada por Shelton Mpala, un activista en Zimbabue, argumentaba contra la marca registrada en términos más amplios. “La decisión de registrar ‘Hakuna Matata’ como marca está guiada enteramente por avaricia y es un insulto no sólo al espíritu del pueblo swahili, sino también de África como un todo”, decía. Mpala comparó el registro de marca de Disney con “colonialismo y robo, al apropiarse de algo sobre lo cual no tienes ningún derecho”. Los expertos en marcas registradas dijeron que el registrar frases como marca, particularmente de otros idiomas, es algo común. “Una marca registrada tiene que ver con la apropiación de idioma dentro de una estrecha esfera comercial. Fuera de ese espacio, las personas están en toda la libertad de utilizar el idioma como gusten”, dijo Phillip Johnson, profesor en la Escuela de Leyes Cardiff, en Gales. “Lo difícil de este caso es si fue una decisión comercial sensata para la marca Disney, más que si legalmente debiera o no registrarse la marca”, añadió.

Disney registró “Hakuna Matata” como marca en 1994 para ropa. El “Rey León” en desfile en Disneylandia París. (Bertrand Guay/Agence France-Presse — Getty Images)

The New York Times