•  |
  •  |

Por Elisabeth Vincentelli

Isabelle Huppert tiene cinco películas que se estrenan en el 2019.

La actriz francesa está tan ocupada que, cuando interpretó una versión exagerada de sí misma en un episodio de la comedia “Call My Agent!”, de Netflix, el año pasado, fue retratada rodando dos películas importantes a la vez (y modificando el guión de una de ellas) mientras hacía un huequito para un filme artístico coreano y se preparaba para interpretar a Hamlet en el escenario.

El retrato es ligeramente satírico. Pero no mucho.

“Amo lo que hago”, dijo Huppert, respecto a por qué tiene una agenda tan ajetreada. “Amar lo que haces es un gran privilegio en la vida”.

La actriz, quien ganó una nominación al Óscar por su actuación en “Elle”, del 2016, está tomando un receso del cine para estelarizar “The Mother”, una obra de Florian Zeller que se presenta hasta el 13 de abril en Atlantic Theater Company, en Nueva York. (También ya se estrenó en Estados Unidos una nueva película suya: “Greta”, un psico-thriller demente de Neil Jordan).

El productor teatral estadounidense Jeffrey Richards la abordó con el proyecto de Zeller y ella aceptó de inmediato.

“Pensé que el papel era excelente”, dijo Huppert tras un ensayo. “Se basa en un tema que es simultáneamente específico y universal, el de una mujer depresiva a la que se le dificulta lidiar con la ausencia de su esposo y sus hijos”.

Es difícil creer que, con más de 120 películas en su currículum, haya tenido mucho tiempo libre, pero desde principios de los 70, Huppert, de 65 años, también ha tenido una próspera carrera teatral. Ha aparecido en obras clásicas de Shakespeare e Ibsen, así como en clásicos replanteados y drásticamente experimentales como “A Streetcar”, la versión de Krzysztof Warlikowski de “Un Tranvía Llamado Deseo”, de Tennessee Williams. Ha hecho éxitos contemporáneos —fue parte del elenco parisino original de “Un Dios Salvaje”, obra ganadora del

Premio Tony, de Yasmina Reza— y pruebas de resistencia contemporáneas, como “Psicosis 4:48” de Sarah Kane, una obra extenuante en la que Huppert permanecía casi inmóvil durante 105 minutos.

Es evidente que disfruta los retos. Sobre el trabajar con el demandante director Robert Wilson en obras como “Orlando” y “Quartett”, por ejemplo, señaló que “entre más restrictivo es, más encuentras tu espacio y tu libertad. Yo requiero restricción —no lo sufro en lo absoluto. Le doy la bienvenida con gran placer”.

“The Mother”, dirigida por Trip Cullman y estelarizada también por Chris Noth como su esposo, es apenas las tercera vez que Huppert ha hecho teatro en inglés, después de “María

Estuardo”, de Schiller, en Londres en 1996, y una puesta en escena cinética y de tono histérico de “Las Criadas”, junto con Cate Blanchett, en el Lincoln Center Festival en Nueva York, en el 2014.

“Cuando no dominas tan bien un idioma, y el inglés no es mi idioma materno, obviamente es más difícil”, dijo Huppert.

La ironía es que, al igual que “Las Criadas”, “The Mother” originalmente fue escrita en francés.

Huppert no ha leído la obra original, ni vio el estreno en París en el 2012.

Se lanzó de lleno a la traducción de Christopher Hampton al inglés.

“Hay un fraseo, un ritmo en este idioma que hay que respetar”, dijo de la obra. “Intento mantenerme atenta a eso y que mis compañeros también lo hagan. Hay pausas, hay ritmos —es como la música, y es muy importante respetar eso de una manera muy precisa”.

Ella y Wilson se reunirán después de que concluya “The Mother” para “Mary Said What She Said”, un nuevo monólogo de Darryl Pinckney que se estrenará en mayo, en París. La obra realizará una gira por Europa, “luego es ‘El Zoológico de Cristal’ con Ivo van Hove”, dijo Huppert.

“Espera, ¿cuándo voy a hacer ‘El Zoológico de Cristal’?”, dijo. “No estoy totalmente segura. Necesito apartar algo de tiempo para hacer películas. No lo sé”.

Se rio. “Estoy viviendo un momento de ‘Call My Agent!’”.

 The New York Times