• |
  • |

Por Vindu Goel

MUMBAI, India — Uno fácilmente podría atravesar el museo de arte más extenso en India sin darse cuenta. Esparcidos por la Terminal 2 del aeropuerto internacional de Mumbai hay más de 5 mil 500 obras de arte indio, que componen Jaya He, GVK New Museum.

La terminal ultramoderna maneja todos los vuelos internacionales y muchos nacionales para el aeropuerto comercial central del País, y los 50 millones de personas que pasan por él cada año están allí con un fin principal: salir o llegar de viaje.

Como resultado, el arte está empotrado en los pasillos, carruseles de equipaje y mostradores de registro para evitar trastocar el movimiento de los pasajeros y las casi 30 mil personas que trabajan en el Aeropuerto Internacional Chhatrapati Shivaji Maharaj.

La instalación más prominente es “India Saluda”, una exhibición de 18 metros de altura que envuelve el centro de la terminal. Empieza con portales de toda India montados en la pared, luego progresa a una serie de retratos por el camino que siguen los pasajeros hacia las salas. Una vez cada hora, un pavorreal blanco de tamaño real se desliza por un alambre delante de las obras.

Un día reciente, entre los que se detenían cerca de ahí estaban tres turistas británicos. “Es el arte más hermoso que jamás he visto en un aeropuerto”, dijo Judith Wolfram, que vivió en India de joven y ahora volvió con su hija y el novio de ésta.

Sanjay Reddy, vicepresidente del consejo de GVK, el conglomerado que construyó la terminal hace cinco años, dijo que sabía que sería un reto crear un museo de arte en un lugar donde la gente está en tránsito. Pero quería presentar el patrimonio artístico del País a los indios. “Incluso si podemos atrapar a una de cada 100 personas, hemos hecho nuestra labor”, dijo.

“Es una embriagante mezcla de tendencia kitsch de lo contemporáneo, folclórico, antiguo, tribal, artesanal, todo”, señaló Mukeeta Jhaveri, que asesora a coleccionistas sobre compras de arte.

El museo buscó incluir artesanías indias junto con arte contemporáneo de calidad. Más de 75 mujeres de las barriadas cerca del aeropuerto fueron reclutadas para elaborar una gigantesca y colorida colcha Godhadi, dijo Reddy.

“Fortaleza de Barro”, el homenaje de Rajeev Sethi a la India rural, presenta figuras hechas de lodo y estiércol de vacas. Los miembros del personal del aeropuerto reaplican periódicamente la mezcla fecal para que las figuras siempre luzcan frescas.

Pero los funcionarios del museo dijeron que la pieza más popular es “Movimiento Constante”, una representación dorada de dioses y diosas indios de N. Ramachandran y V. Anamika que evoca el tradicional estilo de pintura de Tanjore.

Aunque se hizo un gran esfuerzo por armar el museo, mucho menos se ha hecho para promoverlo.

“Quisiera que la administración del aeropuerto encontrara maneras de captar más la atención de los pasajeros”, dijo Jhaveri. “Me rompe el corazón ver a la gente pasar de prisa sin detenerse”.

The New York Times