•  |
  •  |

Por Javier C. Hernández

CHANGSHA, China — Adentro de una tienda de equipo para pesca en una transitada calle de esta Ciudad, el dueño está sentado detrás del mostrador, dando golpecitos furiosamente a un teléfono inteligente para mejorar su puntuación en una app que no tiene nada que ver con cañas, carretes y carnadas.

El propietario, Jiang Shuiqiu, un veterano del Ejército de 35 años, tiene una obsesión diferente: ganar puntos en Estudia a la Gran Nación, una nueva app dedicada a promover al Presidente Xi Jinping y al gobernante Partido Comunista —algo así como el equivalente de alta tecnología del Librito Rojo de Mao.

Decenas de millones de trabajadores, estudiantes y burócratas chinos —a menudo presionados por el Gobierno— utilizan actualmente la app, que recompensa a sus más de 100 millones de usuarios por mantenerse al tanto de las noticias sobre Xi. Ver un video sobre su visita a Francia, por ejemplo, gana un punto. Obtener una puntuación perfecta en un test sobre sus políticas económicas genera 10.

Si bien muchas personas han acogido la app como una forma de patriotismo, otras la ven como una carga impuesta por funcionarios demasiado apasionados y como otra señal de un creciente culto a la personalidad de Xi.

“Está utilizando los nuevos medios para fortalecer la lealtad hacia él”, dijo Wu Qiang, analista político en Beijing. Comparó a Estudia a la Gran Nación con el librito de citas textuales de Mao que circuló ampliamente durante la Revolución Cultural.

La propaganda es ubicua en China, pero los expertos dicen que Estudia a la Gran Nación es diferente porque el Gobierno está obligando a las personas a usarla y castigando a aquellos que hacen trampa o que se rezagan.

Las escuelas avergüenzan a los estudiantes con bajos resultados en la app. Las oficinas gubernamentales están realizando sesiones de estudio y obligando a los trabajadores rezagados a escribir reportes de autocrítica. Compañías privadas califican a los empleados con base en su uso de la app y recortando el sueldo a aquellos con bajas puntuaciones.

Estudia a la Gran Nación llega al tiempo que Xi, que asumió el poder en el 2012, encabeza una represión más amplia sobre la libertad de expresión en China, al encarcelar a veintenas de activistas, abogados e intelectuales, y al imponer nuevas restricciones a los medios.

David Bandurski, co-director del China Media Project, dijo que la app era una forma para que Xi se asegurara de que las familias chinas estén involucradas en la vida del partido en un momento en que muchos desestiman la propaganda por considerarla forzada e irrelevante.

“Lealtad al partido significa lealtad a Xi Jinping”, afirmó Bandurski.

La app incluye una serie de televisión llamada “Tiempo de Xi” y citas de Xi sobre temas como la formación de un Ejército fuerte y lograr un “sueño chino” de prosperidad y fortaleza.

También envía notificaciones que destacan “oraciones de oro” de los discursos más recientes de Xi.

Estudia a la Gran Nación hace que los mensajes del partido sean difíciles de ignorar, al otorgar puntos sólo cuando un artículo ha sido leído en su totalidad y un video ha sido visto por al menos 3 minutos.

En vista de las presiones para que la app sea utilizada, ha florecido una industria para hacer trampa que involucra a al menos una docena de productos. Un hombre que incluyó su información de contactos en un anuncio en línea de software para hacer trampa dijo en una entrevista que muchos de sus más de mil clientes veían a la app como una carga.

El Gobierno se ha movido con rapidez para emprender acciones legales contra trampas así y limitar las críticas contra la app. La Policía en la provincia suroriental de Jiangxi detuvo recientemente a un hombre que vendía software para hacer trampa en alrededor de 13 dólares, aduciendo que estaba operando un negocio ilegal.

Los medios noticiosos estatales rebosan con reseñas entusiastas de la app, incluyendo reportes sobre diligentes trabajadores de hospitales y maestras de preescolar que abren Estudia a la Gran Nación tan pronto como se despiertan, aun antes de tomar agua o ir al baño.

En Changsha, los medios noticiosos locales han elogiado a Jiang, el dueño de la tienda de equipo para pesca, por sus altas puntuaciones.
Jiang dijo que su entrenamiento militar lo había inspirado a dedicarse de lleno a Estudia a la Gran Nación. Al usar la app, dijo, se ha vuelto incluso más patriótico.

“El Presidente Xi tiene un sueño de gran renacimiento”, declaró. “Cuando la gente joven es fuerte, la nación es fuerte”.

 The New York Times