•  |
  •  |

Aunque parezca de ciencia ficción, el 30 de mayo fue instituido por Anastasio Somoza García en honor a Casimira Sacasa Debayle, madre de Salvadora Somoza Debayle, esposa del dictador. Es decir cada 30 de mayo homenajeamos a la suegra de Somoza.

En los siguientes países se celebra el día de la madre el segundo domingo de mayo: Perú, Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Canadá, Chile, Dinamarca, Estados Unidos, Finlandia, Holanda, Hong Kong, Italia, Japón, Nueva Zelanda, Taiwán, Turquía, Uruguay y Venezuela: Albania, Montenegro, Rumania, Bulgaria, Rusia y en otros países es el 8 de marzo en homenaje al Día Internacional de la Mujer; en Egipto, Líbano, Marruecos, Palestina y Siria, día de la primavera; en Paraguay es el día de la Independencia o de la madre patria; en Bolivia, en homenaje a las heroínas de “Coronilla”, independistas enfrentadas con las fuerzas coloniales; en Colombia, República Dominicana, Suecia y Francia en junio, coincidiendo con la fiesta religiosa “Pentecostés”; en Panamá, 8 de diciembre, día de la inmaculada concepción, en Perú es el primer domingo de mayo y en Nicaragua – todo esto según registro histórico de Wikipedia en internet – es el día de la suegra de Somoza.

Cada abrazo, cada lágrima, cada regalo, cada cena de regocijo el 30 de mayo, nicaragüense, es en homenaje a una dama de alcurnia, nacida en León y quien le heredó su sangre a Anastasio Somoza  Debayle, Luis y Liliam, de los mismos apellidos fétidos y sombríos, en la historia de Nicaragua.

En mi opinión debería cambiarse esa fecha. Al menos a mí me da vergüenza.

Someto a la opinión pública o a la Asamblea Nacional  (al menos lo voy a plantear cuando se inicien las sesiones de la próxima legislatura del próximo gobierno sandinista). Cualquier fecha, en todo caso, debería ser escogida por el pueblo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus