•  |
  •  |

La escuela de Biología de la Universidad de Costa Rica y grupos ambientales ticos están invitando a la presentación del documental “El oro de los tontos”, del productor Pablo Ortega,  video donde se expone el proceso de manipulación de la transnacional Infinito Gold Corp., junto al gobierno de Costa Rica para imponer el proyecto de minería  de oro a cielo abierto “Las Crucitas”, vecino con nuestro país.
Dicho proyecto fue  echado abajo en un histórico fallo judicial. Pero vuelven a las andadas. Debido al  levantamiento de la moratoria minera que otorgó la Corte Suprema de Costa Rica a la   Empresa Canadiense y al aval ambiental dado por la Secretaría Técnica del Ministerio  del Ambiente y Minas, la amenaza contra el Río San Juan persiste. No terminan de  amenazar de muerte a Costa Rica, a Nicaragua y al resto de Centroamérica.

El proyecto ubicado en el Corredor Biológico San Juan es una zona frágil, de alta pluviosidad y con una concentración de biodiversidad de las más altas del mundo. En su  selva es preciso conservar el hábitat necesario para proteger e incrementar las  poblaciones de lapa verde (Ara ambigua), de jaguar (Panthera onca) y manatí (Trichechus manatus).

Un estudio determinó en la zona 140 especies de árboles por hectárea, donde se mantienen poblaciones de nueve especies en peligro de extinción, varias  especies de flora amenazada y por lo menos tres especies endémicas. La actividad minera  significa amenazas bien identificadas. Indebida explotación maderera y deforestación,  perjuicios a la caza y a la pesca, represamiento y desviación de aguas superficiales,  contaminación por agroquímicos, combustibles  y otros productos, colonización no  planificada y asentamientos precarios, problemas de tenencia de la tierra.

El Corredor produce una buena parte de la madera consumida el país bajo modelo depredador, está sujeto a la ocurrencia de tormentas tropicales y huracanes, entre junio y  noviembre, coincidiendo con la época más lluviosa. Estos fenómenos se producen  acompañados de fuertes vientos e intensas lluvias que provocan inundaciones y daños  devastadores a la economía de la región y a la vida de sus habitantes.

CIRA y Marena se han pronunciado totalmente en contra del nefasto proyecto, ya  que su operación significaría un tremendo impacto ambiental para Nicaragua, pues todas las  aguas servidas irían a caer al Río San Juan. Aun contando con el aval de Minae no  pueden operar, pues les falta el permiso ambiental de Nicaragua, de lo contrario  incurrirán en un delito, ya que presentaron una evaluación ambiental llena de vacíos, donde minimizaron los daños en la zona y no evaluaron los daños ambientales que se  producirían en el sector y la ribera del Río San Juan.

Al darse cuenta de estas anomalías de las autoridades costarricenses, el Marena emitió una carta al Minae, pidiendo la anulación del aval emitido, ya que carece de autenticidad; además,  solicito a la  Integración Centroamericana una evaluación real del  impacto ambiental que ocasionaría en Nicaragua.

Según estudios técnicos del Marena, este proyecto afectaría a 32 municipios del país ubicados en las riberas del Cocibolca y el San Juan. Las afectaciones serían una fuerte  sedimentación, afectación de la calidad del agua y del ecosistema fluvial por contaminación de residuos  químicos como cianuro y otras sustancias usadas en el proceso minero, daños severos a la biodiversidad de las especies del Río San Juan, afectación a la calidad paisajística y perjuicios graves al potencial turístico.

También provocaría afectaciones directas a la población, tales como bajas en la calidad  de vida, reducción y destrucción del potencial pesquero de quienes se dedican a este  rubro y enfermedades por contaminación de químicos y sedimentos.

La transnacional violenta principios elementales y acuerdos internacionales. El Dictado  en la Cumbre de Río de Janeiro, que establece que los proyectos fronterizos deben ser  concertados entre los países limítrofes por considerarse que los impactos no ven  fronteras. Este es un proyecto en una región fronteriza que involucra una cuenca  internacional de manejo delicado como son los humedales del Corredor Biológico  Mesoamericano, afectando un pulmón del planeta.