•  |
  •  |

Cuando todos nacemos somos como un libro abierto en donde nuestra familia, amigos, comunidad y sociedad tienen la oportunidad de escribir; es hasta cierto punto de nuestra vida en donde el individuo como tal pasa a escribir su propia historia, que nunca se desliga de la familia, los amigos y la comunidad, es en este punto en donde se escriben historias de éxito o historias de fracasos.   

The black creols es un documental que narra de manera simple una historia compleja, la historia de los negros creols en la Costa Caribe de Nicaragua. Los realizadores de este documental lograron, a través del uso de la historia y vivencias personales de los actores plasmar en 90 minutos, lo que hasta nuestros días ha sido  el gran libro de la vida de los creoles.

La historia de los creoles comienza a escribirse desde que fueron extraídos contra su voluntad de África, pasa por la emancipación, los tiempos de grandeza del autogobierno, las guerras, las luchas por el reconocimiento, hasta llegar a la encrucijada de nuestros tiempos, donde los valores tradicionales  se encuentran en conflicto con los nuevos paradigmas de una sociedad moderna.

En el documental se muestra cómo las tradiciones creoles están desapareciendo para ser suplantadas por nuevas. La plaga de las drogas ha penetrado en las familias y sociedad creol, a tal punto de imponer la creencia que ese es el único camino  a seguir.

Muestra cómo el sacrificio de la emigración y el trabajo duro ha generado cambios individuales, que lamentablemente no hemos sabido capitalizar en beneficios colectivos, que la migración hasta la fecha no ha  creado cambios más allá del círculo familiar, aún cuando todos sabemos que no puede haber desarrollo social y económico, si no se crean las condiciones dentro de la comunidad.

Este documental nos enseña  a través de la experiencia de otros, que el  libro de los creols   se sigue escribiendo y que es necesario retomar los valores tradicionales, enseñar a las nuevas generaciones la importancia de la educación, no como un método de hacer dinero, sino como un mecanismo de superación personal, orgullo familiar y comunitario.

Nos enseña que los creoles somos todos, y que el comportamiento de uno genera estereotipos y estigmas que nos afectan negativamente y que hay que combatir, hay que sentirnos orgullosos del color de nuestra piel, de nuestro idioma, de nuestras costumbres y de nuestros orígenes.

Lunas films  muestra con este trabajo que el pueblo creol es un pueblo con raíces, donde las nuevas generaciones nacen, aprenden la lengua, las costumbres y los valores de nuestros antepasados. Un pueblo que sigue en la búsqueda  de hacer realidad su sueño de autonomía. “Demandemos con hechos lo que es nuestro por derecho”

*Movimiento Jóvenes Estableciendo Nuevos Horizontes