•  |
  •  |

Si la ley favorece a un género en perjuicio del otro esto no es Justicia, posiblemente la gran mayoría de los varones heterosexuales de nuestros país no le prestan atención a los movimientos que realizan las ONG feministas, y estoy claro que han polarizado con su poder económico al sector intelectual de nuestra sociedad, saturando con su propaganda la muerte de cada mujer nicaragüense, y Ellas las califican sin esperar la tipificación policial, de Feminicidio. Las muertes de estas mujeres pueden ser por celos, porque no pagó una deuda, por querer robarles, por borracheras en las que participan en su medio social, y por cualquier otra cosa, por mi parte pido el castigo para el o los asesinos de estas mujeres, así como también los asesinatos de hombres, jóvenes, vigilantes, taxistas, campesinos, etc., que se les capture y que los condenen. Yo no estoy por la impunidad, y en el caso que sus compañeros de vida sean los homicidas, creo que es tipificado como parricidio y las penas están establecidas en el Código Penal.

Pienso que la condena debe ser la máxima cuando un hombre mata a una mujer para violarla, de 30 años de cárcel, Yo pediría cadena perpetua.

Repito, la ley la están aprobando con la ignorancia  de la gran masa de hombres y mujeres nicas, es decir un millón novecientos noventa y nueve mil personas no sabemos lo que van a aprobar, solo sabemos algunas pocas cosas que dicen la feministas en los medios de comunicación. Dicen que el maltrato psicológico debe ser penado fuertemente, el diputado Feminista tiene una  ley que castigara a los hombres a penas de cárcel de 3 a 5 años. Por ejemplo: Si un hombre compra un televisor, dentro de la unión conyugal, este pasa a ser propiedad comunitaria, si el hombre vende este TV por cualquier motivo, se gana sus 5 años de prisión, si el hombre por cualquier motivo destruye el  TV que compró se gana sus 3 años de cárcel, pero si la mujer vende el mismo TV por cualquier motivo no hay ninguna pena para Ella, y si la mujer destruye dicho TV por cualquier motivo tampoco tiene ninguna pena, entonces, dónde está la igualdad ante la ley que reclaman las feministas. Ah, pero si la mujer es la que compra el TV es solamente de Ella y puede hacer lo que quiera con su electrodoméstico, el hombre no tiene ningún derecho sobre dicho artefacto,  y si lo toca y lo mira de mal modo es agresión psicológica y lo que puede ganarse es la cárcel.

Dicen las feministas en los medios que la sola palabra de la mujer debe  ser tomada como prueba por parte de las autoridades en contra de los hombres, cuando Ellas acusen cualquier delito físico o psicológico, tamaña aberración jurídica, así que solo bastará decir me violó y el hombre será condenado,  y la pena aumentará a la actual, hasta 25 años. Si la mujer dice me golpea será condenado desde 15 hasta 20 años de cárcel, actualmente esa pena anda por los 3 años. Muy diferente es si la mujer presenta lesiones visibles o heridas, entonces hay que castigar a ese agresor, pero, con penas como las que contempla el Código Penal actual que es hasta de 5 años. Creo que un hombre apaleador puede reivindicarse, pero con una pena tan grande como la propuesta que es opresiva, vengativa y destructiva, la vida de ese hombre queda arruinada.

Pero también en las relaciones conyugales hay mujeres agresivas y violentas muy pocas en realidad, pero las hay, por ejemplo en este mismo semestre del presente año, una mujer asesinó a su pareja en un departamento del interior, la mujer dijo que lo mató porque le daba maltrato psicológico, ignoro en qué quedó este crimen, es decir, no sé si condenaron a la mujer. El 12 de noviembre de 2010 un hombre fue asesinado por 2 prostitutas que lo doparon con Lorezepan para robarle en el motel capitalino La Passione, el hombre murió por la sobredosis, también en este año, otra mujer fue acusada de maltrato psicológico por su marido, ella ya tiene antecedentes, esto fue en el interior del país. Y en el Juzgado Penal Sexto, un hombre pidió perdón para su mujer que lo   apuñaló y dicha herida puso en peligro su vida (END, domingo 12 de junio de 2011), según otro diario, la mujer quedó en libertad y el episodio terminó con un largo y apasionado beso, una prueba de cómo la casi totalidad de los hombres amamos a las mujeres. Por el contrario, la nueva ley castigará con penas de 1 a 3 años, al hombre que su pareja diga sufre maltrato, por ejemplo: un hombre que anda con otra, su mujer celosa lo recrimina y claro se arma la discusión y el griterío, y la mujer entonces lo acusa, pero si la mujer es la infiel no hay ninguna pena para Ella, por el contrario, es el hombre el que puede salir penado si se le altera a la mujer. Ella tiene todos los derechos, en este punto una unión conyugal puede terminar de mala manera, un canal  de TV local informó el caso reciente de un hombre que al encontrar a su pareja en plena infidelidad dentro de su propia casa se suicidó, esto ocurrió el sábado 11 de junio de 2011 en el Barrio Hugo Chávez. En otros casos el hombre sabe de la infidelidad de su compañera, y claro que sufre, algunos hasta lloran como niños, pero, como dice Vicente Fernández:  “Qué de raro tiene que me esté muriendo por una mujer”.  Y otra gran cantidad de hombres superan este trance y mantienen la unión, porque no pueden vivir sin ella, pero a costas de lo que dice la canción popular “Que me la pegue, pero que no me deje”, bueno, esto hay que respetarlo porque el hombre así es feliz, y así viven muchísimas  parejas en todo el país.
Si la mujer trabaja y el hombre le toma por decir C$ 100.00 Córdobas, por cualquier motivo se gana una pena de 1 a 3 años, pero si la mujer le toma los cien córdobas, no hay ninguna pena para ella.

Si un hombre introduce una demanda de divorcio y si durante la unión adquirieron una propiedad, el hombre demanda la partición del inmueble, porque no hay hijos en común, si la mujer sale con que el hombre le daba maltrato psicológico y pide que lo desalojen, y además que implementen una orden de alejamiento del bien inmueble y de Ella, el hombre pierde su parte de por vida. Además, al diputado feminista se le ocurrió la brillante idea de otorgarle una pensión alimenticia a la mujer del 25% de los ingresos del marido, qué tal una bonita manera de fomentar la vagancia y así quién va a querer trabajar, y si el hombre no paga la pensión puede caer preso,  como le pasó a MIL.

Esta ley de la violencia contra la mujer es desequilibrante, a todas luces hegemónica y parcializada, especialmente producida y enlatada por las feministas internacionalistas  que la introducen en nuestros país por su poder económico, será nefasta para las relaciones de pareja en el futuro, (me atrevo a decir que cambiará la historia social, política y económica de Nicaragua)  tal como lo es hoy, el odioso Código de la niñez y la adolescencia para la sociedad nicaragüense. Por lo tanto, yo les digo a los hombres, el asunto es de extrema seriedad, no es para hacerse los indiferentes, y tampoco para decir payasadas y hacerse el chistosito, todavía hay tiempo para oponerse a su aprobación, no hay que tener miedo y mucho menos tener vergüenza de opinar en contra de dicha aprobación, hablemos, unámonos, protestemos, llamemos nuestros diputados, después no nos lamentemos, porque una vez aprobada, será mas pesada que nuestra deuda externa y que las feministas y los feminoides, digan lo que digan, ellos tienen sus derechos, nosotros también.